sep 25, 2012 - INTERNACIONAL, OPINION    Sin Comentarios

Sobre el dolar y los antiargentinos q añoran el #neoliberalismo

EL PAIS › PANORAMA POLITICO

Odiólar

 Por Luis Bruschtein

La DEA los puso en la mira. Con el dólar se compran casas, con el dólar se ahorra, con el dólar se viaja. Sin el maldito dólar no se puede hacer nada. Y algunos sectores de las clases media y alta sufren de su abstinencia como un cocainómano en bajón. Algo de eso tuvo el cacerolazo. Síndrome de abstinencia. La desesperación del adicto que no puede consumir, el drogón al que le sacaron el caramelo y arremete contra las paredes, trata de asesinar al enfermero, odia a los médicos que lo atienden y a los padres que lo internaron.

Seguramente fue más complejo, seguramente intervinieron muchísimos factores, pero cuando el Gobierno cerró la canilla del dólar gatilló un mecanismo asesino en esos sectores. Cada una de las medidas, desde los trámites con la AFIP por computadora que después rechazan los bancos, hasta el 15 por ciento de aumento a la tarjeta alimentó al asesino serial, al monstruo solitario que anida en la zona oscura del cerebro de un ser humano argentino, dizque civilizado.

La clase media kirchnerista o que no es antikirchnerista pudo elaborar esa abstinencia, sublimarla con un razonamiento político que va más allá de la bronca inmediata, una mirada que le permite ver por encima de las fronteras una crisis mucho peor que la falta del dólar.

En cambio para la clase media antikirchnerista, que había quedado aturdida después de las elecciones, la sequía de dólares operó como catalizador del pataleo, sumó y potenció toda la bronca. Es un estado de ánimo que reclama por los dólares, contra “los planes descansar” (la Asignación Universal por Hijo), y contra el pago de impuestos. Pero no menciona estos puntos. Prefiere hablar de la “korrupción”, de la falta de libertad o “diktadura”, del rechazo a la reforma de la Constitución, a la re-reelección.

Los reclamos que mencionan son los que se pueden discutir, pero no son los que encienden la llama del odio. El polvorín está en los temas que no mencionan y, sobre todo, o por lo menos el más extendido, el maldito dólar. O se lo menciona detrás de eufemismos como la falta de libertades (para comprar dólares) y algunas otras que equiparan mágicamente a la Argentina con Cuba y Venezuela.

Nadie se hace cargo del embole que produce en general a los sectores medios esa adicción. Más de un kirchnerista se tragó una puteada cuando viajó al Uruguay y lo estafaron con el cambio. O cuando alguna de esas medidas lo sorprendió en medio de una transacción inmobiliaria que se frustró o se encareció.

Esa es una discusión: la forma de cortar una adicción surgida en años de devaluaciones y corralitos que había convertido a la Argentina en el país con más dólares per cápita después de Estados Unidos. Y, al mismo tiempo, hacer ese corte en el marco de una inflación importante.

El peligro de esa adicción en un país con inflación son las corridas cambiarias. Y el peligro es más grande aun cuando esas corridas muchas veces son provocadas por grandes empresas exportadoras para obligar a una devaluación drástica del peso. Y más peligroso aún es si esa corrida se produce en el contexto de una crisis mundial. Con ese marco, una devaluación forzada hubiera podido llegar a provocar una crisis peor que la híper de Alfonsín.

El contexto previo al cierre de la canilla era el de miles de millones de dólares girados al exterior o llevados al colchón. Un clima intoxicado con versiones de corralitos y devaluaciones que no ocurrieron. Los mismos empleados bancarios aconsejaban retirar los depósitos.

Si esa corrida no paraba, la economía difícilmente sobreviviera.

O sea: los sectores de clase media que están rabiosos porque tienen pesos pero no pueden comprar dólares, ahora no tendrían esos pesos para comprarlos. La canilla de los dólares se cerró para proteger a una economía que hizo prósperos a los mismos que reaccionan furiosamente contra esas medidas.

La furia fue llamativa. El odio dio vergüenza ajena. La bronca por el dólar estaba subyacente y con mucha fuerza, pero no alcanza para explicar todo. El odio forma parte innata, constituye la amalgama de una cultura donde la supuesta superioridad social, económica o cultural, otorga licencia para matar.

Es algo que tiene raíces históricas en la Argentina donde la supuesta ilustración siempre apareció enfrentada al progresismo real de las masas. O por lo menos así fue presentado por historiadores que falsearon alineamientos o ignoraron a los intelectuales que no respetaron esa regla elitista.

En la búsqueda de posibles explicaciones a tanto odio apareció una frase de Arturo Jauretche navegando por las redes: “Conquistar derechos provoca alegría, mientras perder privilegios provoca rencor”. Jauretche fue un sociólogo autodidacta, probablemente uno de los que hicieron aportes más ricos sobre la idiosincrasia de los argentinos y constituye un ejemplo de los que han sido ninguneados por las academias.

Es difícil entender el odio y más difícil aún es entender su naturalización o su minimización por parte de columnistas e intelectuales de la oposición. Fueron pocos los que tuvieron el reflejo o la valentía de señalarlo.

Algunos incluso llegaron a tratar de ocultarlo. El canal TN de Clarín fijó sus cámaras desde el principio hasta el final sobre la marcha de los caceroleros, pero le quitó el sonido y no hizo entrevistas a los manifestantes.

Unos días después, en un programa de ese canal se presentó un panel con supuestos caceroleros espontáneos donde todo estaba guionado. Ninguno se superpuso, como si se hubieran distribuido previamente los temas.

Los periodistas disfrazaron todavía más la mentira acusando de “oficialistas” a los demás canales que difundieron entrevistas de caceroleros histéricos. Si les da vergüenza ser partícipes y beneficiarios de ese odio, más les valdría reflexionar sobre esa cuestión, en vez de operar para ocultarlo.

En los últimos treinta años hubo manifestaciones opositoras contra todos los gobiernos. En el caso de Menem, marchaban familiares de víctimas de la dictadura cuyos asesinos habían sido indultados por su gobierno y decenas de miles de desocupados que habían perdido sus trabajos por sus políticas.

Tenían muchos más motivos para el odio que estos caceroleros, pero nunca en esas manifestaciones se escucharon expresiones criminales como las que se manifestaron en el cacerolazo. Nunca se le deseó la muerte a Menem ni a su familia y lo mismo con De la Rúa.

Fue repugnante escuchar esas consignas y fue repugnante ver cómo algunos periodistas que se jactan de civilizados se callaron y se hicieron cómplices de esos actos miserables de exaltación de la muerte.

El mismo grupo social y la misma cultura que festejaba el cáncer de Evita sesenta años atrás. A la Presidenta no se le perdona un chiste mínimo, pero a ese grupo social le está permitido convertir en consigna política la muerte del otro.

Esa fue una expresión del odio. Porque otra de las explicaciones del odio es el tono de los grandes medios encrespados por la pérdida de privilegios que implica la Ley de Servicios Audiovisuales. Se puede hacer mucha teoría sobre el tema.

Y a eso se dedica la periodista Mariana Moyano. La bajeza expresada en la forma revanchista con que informaron sobre un robo en su domicilio termina por confirmar, si alguien todavía tenía dudas, que la propiedad de los medios no puede estar concentrada ni monopolizada, que es necesario que haya diversidad y educación.

La mayoría de los grandes medios festejaron que le haya sucedido esa desgracia a una periodista que cuestionaba la manera en que los medios operaban sobre el tema de la inseguridad.

Pero lo más rastrero fue que en varios de los noticieros se divulgaba la dirección de esa periodista, como si estuvieran convocando a que se repitieran los hechos. Igual de rastrero fue que inventaran que entre los pocos objetos robados hubiera dólares. Una “periodista K” con dólares constituye algo muy regocijante, aunque sea mentira.

La ruta del odio lleva a los enfrentamientos violentos. Es algo que ya se vivió y se sufrió. Es un camino más que peligroso. Si la oposición no critica estas expresiones –y las justifica como en otras épocas–, estará repitiendo los mismos errores del pasado.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-204010-2012-09-22.html

sep 24, 2012 - ACTIVISMO, OPINION, POLITICA    Sin Comentarios

Huelga general, política y social

VÍCTOR ARROGANTE

El movimiento obrero, desde su nacimiento organizado, ha utilizado la Huelga General y la Huelga General Revolucionaria o Política como último recurso para conseguir sus objetivos: reivindicar mejores condiciones de trabajo y derechos laborales, y en particular ante reconversiones económicas e industriales, o crisis económicas y financieras.

También se han convocado para subvertir el sistema o para luchar en favor de un modelo social más justo. No siempre se han conseguido los fines propuestos y no siempre han sido pacíficas las reacciones de los gobiernos afectados.

En 1855, el gobierno del general Espartero, sufrió la que podría nominarse como la primera huelga general en España; y no podemos dejar de recordar la “Huelga General Revolucionaria” de 1917, o la que se organizó con la Revolución de Asturias en 1934.

Después de 1939, las tinieblas franquistas, hicieron imposible cualquier tipo manifestación política, social o sindical y mucho menos huelgas generales.

Durante la llamada Transición, hubo algunos conflictos sindicales sin mayor relieve, pues todo estaba centrado en el diseño del modelo de convivencia democrática.

No es hasta el 14-D en 1988, cuando se convocó la primera huelga general de la democracia y contra un gobierno socialista. Se convocó contra una reforma en el mercado laboral, que abarataba el despido e instauraba unas condiciones de contratación para jóvenes, calificadas ya entonces como contratos basura.

El seguimiento fue masivo; y doloroso para muchos socialistas que tuvimos que optar entre secundar al partido o al sindicato. Significó la ruptura de las relaciones fraternales históricas entre UGT y el PSOE.
El célebre decretazo de José María Aznar en 2002, provocó la huelga general del 20-J. Una reforma laboral que recuerda a la actual. Imponía un nuevo modelo de despido; obligaba al desempleado a aceptar un empleo, hasta a 30 kilómetros de su residencia habitual; permitía ofertar un puesto de trabajo diferente a la profesión del desempleado y retiraba el subsidio a quienes rechazasen tres veces una oferta del Inem.

La huelga tuvo una lectura más política que social, y agudizó el enfrentamiento entre el PP y el PSOE. Este decretazo fue declarado inconstitucional por el Tribunal Constitucional en 2007, cuando Zapatero ya lo había derogado en 2004. Otra Huelga General “Política” se convocó en 2003, contra Aznar y la participación de España en la guerra de Irak.
José Luis Rodríguez Zapatero vivió su propia huelga general contra una reforma laboral en 2010, impuesta por las circunstancias de la crisis económica y las presiones que desde Europa comenzaban a llegar.

Esta huelga de escaso éxito, permitió a los ciudadanos expresar su malestar por la deriva política del gobierno. Sólo dos meses después de la huelga, con la pérdida de las elecciones catalanas, se escenificó la caída en desgracia del PSOE y anticipó el descalabro socialista, consumado el 20-N.
Cuando Mariano Rajoy dijo en Bruselas, que la reforma laboral le iba a costar “una huelga general” sabía lo que decía. El 29-M, apenas cuatro meses después del triunfo del PP en las elecciones generales, Rajoy sufrió la huelga vaticinada por él mismo. Nunca una huelga general estuvo tan bien motivada, contra una reforma que rompe el sistema actual de relaciones; que convierte el despido en un recurso fácil, rápido y barato; que elimina derechos adquiridos y pactados en los convenios colectivos.

En definitiva una reforma laboral que desregula, desvirtúa y desmantela los fundamentos básicos del Derecho del Trabajo. Es una reforma laboral contra el futuro, que aboca a un presente de paro y precariedad. Todo parece que los sindicatos y los  movimientos sociales tendrán que convocar otra huelga general y si las cosas siguen torciéndose hasta “revolucionaria” podría ser.

Porque ahora no solo se juega la reforma laboral. Rajoy y el Partido Popular están implicados en el desmantelamiento del estado social y desvirtuando la propia democracia; también el estado de derecho y el sistema de justicia para todos queda tocado.

Criminalizar las protestas y endurecer el Código Penal son síntomas de estado totalitario. Desaparecen prestaciones y servicios públicos; destruyen el sistema de salud, educación y protección social.

El PP no tiene la mayoría social, y un partido político, por mucha mayoría absoluta parlamentaria que tenga, no está legitimado para echar a bajo un modelo construido con el consenso político y social plasmado en la Constitución.

Después de la masiva participación del pasado día 15 en Madrid, están en marcha otras huelgas sectoriales, movilizaciones, mareas y actos que culminarán, si Rajoy no lo remedia, en otra Huelga General.

En Euskadi y Navarra ya está convocada para el 26-S, y la CGT la convoca para el 31 de Octubre “porque el Gobierno, con su política de recortes y reformas, nos está llevando a una auténtica situación de emergencia social, porque está aplicando una política económica, neoliberal y antisocial que está al servicio de los mercados financieros y los especuladores”.

Antes, el 25-S, está la convocatoria de la Coordinadora 25S y la Plataforma en Pie “Vamos a rodear el Congreso de los Diputados”, que bien rodeado de vallas y policías lo tiene ya la Delegación del Gobierno de Madrid.

La próxima Huelga General que se convoque en el ámbito del Estado, por partidos, sindicatos y movimientos sociales, debe ser “política y social”; superar la protesta contra la reforma laboral y defender el establecimiento de un modelo social democrático y participativo, cuyos valores representen la libertad, la justicia social y la igualdad.

Los gobiernos caen tras la celebración de elecciones o por la pérdida de confianza en el Parlamento; también la movilización y la presión social pueden ayudar a ese fin. Torres más altas han caído.

http://www.diarioprogresista.es/huelga-general-politica-y-social-16908.htm

sep 23, 2012 - INTERNACIONAL, OPINION    Sin Comentarios

Una odiosa película islamófoba y las protestas de la comunidad musulmana

FRANCIA

Una odiosa película islamófoba

y las protestas de la comunidad musulmana

BERTOLD DU RYON

Domingo 23 de septiembre de 2012

Para quienes lo habían planificado, el plan era perfecto.

Primero se trataba de provocar fuerte a “los” musulmanes a fin de suscitar reacciones espectaculares de algunos de ellos.

En segundo lugar, situar la provocación en el campo de los judíos, mezclando estereotipos, asociando términos como judío, política israelí y especulación inmobiliaria.

Por último, con apoyo de “pruebas”, presentar el resultado de todo ello a los buenos cristianos: tanto la peligrosidad de los musulmanes como el carácter hipócrita de los judíos… y la necesidad de estar preparados para defenderse de un “mundo peligroso”. Conclusión: en un contexto de enfrentamiento general, o que al menos lo parece, se practica la política del más fuerte para sacar provecho del juego.

Más o menos, este es el escenario al que estamos asistiendo desde hace semana y media, al menos en su primera fase. A principios de septiembre se publicó en Internet la traducción al árabe dialectal egipcio de un extracto de la película. El film tendría por título “La inocencia de los musulmanes” y habría sido producido en los Estados Unidos.

Existe una versión de catorce minutos que se puede visualizar a través de Youtube. Por lo demás, nadie ha visto el resto de la película. Muchos observadores y observadoras piensan incluso que el film como tal no existe. Sólo existiría el extracto publicado en Internet y su objetivo único seria generar tensiones y provocar la reacción de las y los creyentes musulmanes.

Lo que se conoce de esta película se caracteriza, desde todo punto de vista, por ser una babosada con una calidad inferior a cero. En numerosas escenas, se presenta a Mahoma, profeta del Islam, como un personaje al límite de la demencia, homosexual y obseso sexual.

Lejos de plantear ninguna crítica a la religión musulmana, la película (si se le puede calificar como tal) no es mas que una pura manifestación de odio.

El rumor extendido a principios de setiembre en torno al autor de la misma afirmaba que “había sido producido por un realizador judío americano, promotor inmobiliario, llamado Sam Bacile” y “financiado (alrededor de cinco millones de dólares) por cien judíos”. 

Esta información es totalmente falsa. Vista la “calidad” del material, puede que la producción de la denominada película en lugar de cinco millones haya costado cinco dólares.

En realidad, tras el seudónimo de Sam Bacile se esconde un americano de origen egipcio, cristiano-copto, de nombre Makoula Bassiley Makoula, condenado en varias ocasiones por delitos de fraude en California.

Este personaje es próximo a Zakaria Botro, cura exiliado que pregona el separatismo copto (la creación de un territorio puramente cristiano en Egipto) y critica la religión rival, el islam, en base a criterios totalmente reaccionarios: su profeta fue homosexual (y “necrófilo”).

Si bien es cierto que existe una discriminación y a veces se dan actos de violencia contra la minoría copta en Egipto, este discurso del odio es tan reaccionario como el proyecto separatista basado en la confesión religiosa.

Para la elaboración y distribución de esa dudosa “obra”, el productor del seudo-film contó con el apoyo de la derecha evangélica norteamericana y, sobre todo, de un personaje llamado Steve Klein: un veterano de la guerra de Vietnam muy vinculado a los sectores de la derecha y, sobre todo, de la extrema derecha.

Una vez conocido el film en su versión árabe-egipcia, se desencadenaron reacciones, a veces bastante “radicales”, tanto en Egipto como en el resto de la región árabe. Hubo manifestaciones y en determinado países, se organizaron ataques en toda regla contra las embajadas de determinados países occidentales (sobre todo Estados Unidos).

Aunque pudieran parecer espontáneas, estas muestras de cólera eran, la mayoría de las veces, acciones de grupos políticos organizados.

Aunque han sido centenares de millones de musulmanes en el mundo entero los que se han sentido agredidos por la odiosa estupidez de la pseudo-película “La inocencia de los musulmanes”, estas manifestaciones no agrupaban mas que algunos miles de personas.

En Túnez se manifestaron más o menos unos cientos; en el Cairo (una ciudad de 17 millones de habitantes) fueron 3.000. Así pues, no se puede hablar de un movimiento de masas espontáneo sino de la movilización del núcleo duro de un movimiento político.

Cuantitativamente, la movilización más importante se dio en Sudán con 6.000 manifestantes y con ataques a las embajadas de Alemania y Gran Bretaña, y en el Sur de Asia, en Pakistán y en Bangladesh.

Las movilizaciones en los países “occidentales”, de Paris hasta Sídney pasando por Amberes, fueron anecdóticas y el “miedo” suscitado según determinados medios de comunicación, por 250 manifestantes en Paris fue, sin duda, una exageración mediática.

¿Quién está tras estas movilizaciones?

En los países de habla árabe, el núcleo duro, militante, de estas movilizaciones pertenece en su mayoría al movimiento salafista, si dejamos aparte al movimiento talibán que predomina en Afganistán y Pakistán.

Esta sub-corriente neo fundamentalista del islam político, ahora que las principales formaciones islamistas (desde Enhada en Túnez a los Hermanos Musulmanes en Egipto) practican la “realpolitik” participando en los gobiernos, se considera “guardián del dogma” y es muy minoritaria en los países musulmanes.

En determinados casos, sobre en Túnez desde hace varios meses, los salafistas se caracterizan por agredir a los sectores sociales que no comparten sus puntos de vista en lo que respecta a las costumbres o en relación a quiénes son los adversarios políticos (del islam).

Han atacado exposiciones de arte y, también, a quienes consumen cerveza u otras bebidas alcohólicas, a mujeres, a los enseñantes, a los “incrédulos”… La última agresión se dio el 3 de setiembre contra un hotel en la localidad de Sidi-Bouzik, “cuna” de la revolución tunecina.

En esta ciudad, en la que “osaron” vender alcohol, varias decenas de salafistas atacaron los establecimientos, rompieron las botellas, y secuestraron y vejaron durante varias horas a una persona que desaprobó su actuación.

Se han organizados grupos de autodefensa ciudadana contra estas agresiones.

Otro atentado se registro el 16 de agosto, cuando los salafistas atacaron una concentraciones nacionalista árabe en Bizerte, en la que reprocharon a uno de los oradores (el libanés-palestino Samir Quntar) su posicionamiento a favor del régimen sirio.

Tras haber movilizado combatientes a Irak a partir de 2003, los salafistas actúan hoy en día contra el régimen sirio y apoyan a los yihadistas, presentes pero muy minoritarias en la revolución siria.

En Egipto, por el momento, actúan de forma mucho más institucional ya que disponen de varios partidos legales y cuentan con decenas de diputados en el parlamento.

Sin embargo, tratan de polarizar la sociedad y, en ocasiones, participan en acciones contra los coptos (entre los que se encuentran matones del viejo régimen).

Los Hermanos Musulmanes condenan estas acciones contra los coptos.

El 31 de agosto pasado, después de un concierto de heavy metal organizado en el barrio de Zamalek en El Cairo, los salafistas desencadenaron una campaña contra el pretendido peligro del “satanismo”.

En cuanto a los recientes ataques contra los consulados, a los salafistas se les han juntado jóvenes en paro frustrados por los efectos sociales de las políticas gubernamentales en Túnez y los “ultras” del club de futbol Zamal (que tienen muchas cuentas que saldar con la policía) en El Cairo. Pero el impulso político de estas movilizaciones provenía de los salafistas.

A pesar de ello, el partido de los Hermanos Musulmanes egipcios ha logrado “canalizar” las movilizaciones. Su llamamiento a movilizarse para denunciar el film y al mismo tiempo a mantenerse en el marco de la “legalidad” ha terminado por difuminar (en una movilización más amplia y legalista) a los militantes que buscaban desbordar políticamente a los Hermanos Musulmanes.

En lo que respecta al ataque contra el consulado estadounidense en Bengasi (Libia), parece que se trata de un ataque planificado militarmente con bastante tiempo de antelación. Aquí estamos ante un ataque de una milicia estructurada.

Para los salafistas esta ha sido la ocasión para situarse en el primer plano de la escena política y tratar de ocupar el lugar que hasta ahora ha sido ocupado por las grandes formaciones islamistas. Formaciones que en están confrontadas a las contradicciones inherentes a su participación gubernamental. Los salafistas tratan de situarse en la “vanguardia” militante.

Su discurso combina una radicalidad verbal en lo que respecta a la denuncia del Occidente imperialista (a falta de una idea clara sobre el imperialismo ya que, desde su punto de vista, el problema se reduce al “choque de culturas” y no tiene nada que ver con la realidad socio-económica) y la ausencia total de un proyecto social o económico más allá de un discurso moralizante y de denuncia de la “corrupción” (que se explica por el no respecto de la piedad por parte de los dictadores) y el sueño de la vuelta a la “edad de oro” del pasado.

Se trata de un punto de vista característico de los movimientos políticos islamistas que combinan rasgos reaccionarios con denuncias de la corrupción de Occidente o del régimen de turno. Esto tiene su explicación histórica en la deformación de las líneas del conflicto provocadas por la colonización.

A veces el discurso de los marxistas o de los liberales es presentado por sus adversarios como “la ideología importada de los países dominantes”, lo que explica la influencia de las ideas socialmente reaccionarias presentadas como “proyectos de resistencia” con una base culturalista.

El proyecto económico de los principales partidos islamistas es, fundamentalmente, liberal (en sus orígenes el islam era impulsado por los comerciantes): defiende la propiedad privada de la economía, si bien prometiendo mejorar el futuro de los “desheredados” a través de la caridad (un impuesto llamado “zakat”, la organización de comidas populares o la actividad de las organizaciones religiosas), o mediante el “castigo de los corruptos”.

Los límites de este proyecto no tardarán en aparecer, dado que estos partidos (Enhada, Hermanos Musulmanes…) se verán integrados en el aparato del Estado. Es por ello que los salafistas tratan de hacerse con el movimiento “de protesta”, mostrándose “rebeldes” ante el orden internacional.

Esto puede resultar beneficioso para países como Arabia Saudí o Qatar. Mientras que los miembros de sus respectivas familias reales viven “a lo occidental” e inmersas en el lujo, estas monarquías imponen una ideología de Estado a sus pueblos próxima a la visión ultra rigurosa del islam de los salafistas.

Actualmente, los salafistas de distintos países, desde el norte de Malí a Egipto, reciben sumas importantes de dinero provenientes de Arabia Saudí y de Qatar, que también financian a los grupos minoritarios en el seno de la oposición armada de Siria, aunque en la resistencia al régimen sangriento también participen otras corrientes políticas, entre ellas la izquierda revolucionaria.

Para las monarquías del golfo, se trata de vaciar las revoluciones árabes actuales de todo contenido social, democrático y emancipador y quebrar su fundamento anti-dictatorial.

Para estos regímenes monárquicos sería muy cómodo que las fuerzas que hegemonizan las revueltas en lugar de combatir la opresión, optaran por la confrontación con los “infieles” (cristianos, judíos o, incluso, la minoría alauita a la que pertenece el régimen Sirio). Lo que también convendría a quienes en Occidente quieren defenderse de la pretendida “amenaza musulmana”…

Para nosotros está fuera de cuestión entrar en ese peligroso “juego”. Hay que parar los pies a quienes lo impulsan; condenar tanto las provocaciones odiosas como su instrumentalización política con fines reaccionarios.

Nuestros retos en Francia

En lo que respecta a nuestras respuestas, es preciso desconfiar de criterios muy generales basados en principios abstractos. No compartimos una defensa abstracta, como la que existe en los Estados Unidos, de la “libertad de expresión” al margen de las circunstancias concretas.

En Francia existen límites legales en torno a la libertad de expresión; algunos de ellos, razonables: prohibición de difundir contenidos pedófilos/pedopornográficos, castigo a la incitación al odio racial o al negacionismo (no se puede decir todo lo que se quiera en público).

También están penalizadas la injuria y la difamación.

Pero también sería falso someter la libertad de expresión a una exigencia absoluta de “respeto” al pensamiento religioso en nombre del respeto debido a todas las culturas.

Aceptar eso nos llevaría a reintroducir de hecho el delito de “blasfemia”, basado en la “injuria a Dios”, un delito suprimido en Francia durante la primera fase de la revolución francesa, 1791, por buenas razones.

Aceptarlo permitirá criminalizar una película como “La vida de Brian” de Monty Python e incluso a quienes se burlen de las concepciones del cardenal Barbarin, que asimiló el matrimonio homosexual a la poligamia y al incesto (lo que resulta grotesco pero conforma una doctrina católica que buscaría situar estos tres elementos como “atentatorios contra el sacramento del matrimonio”).

En estos dos casos, nuestro lugar debería situarse claramente a favor de la libertad de expresión.

Ocurriría lo mismo si, por ejemplo, gente que haya recibido una educación musulmana deseara criticar (incluso con dureza) el contenido de su pensamiento religioso. El límite entre lo que debe ser defendido (el derecho a “blasfemar”) y denunciado (la incitación al odio directo o indirecto, así como cualquier intento de añadir leña al fuego de un conflicto confesional) tiene que determinarse en cada caso concreto.

En el caso que estamos tratando, está claro que el único objetivo perseguido por el “film” era echar gasolina al fuego y alimentar un odio destinado a retroalimentar otros odios.

Por ello, la decisión del periódico Charlie Hebdo de publicar el miércoles 19 de septiembre, por tercera vez (anteriormente en 2006 y 2011) caricaturas del profeta Mahoma resulta criticable, sin que ello justifique ninguna tipo de censura, porque resulta políticamente desastroso en el contexto en el que se da.

La decisión de publicarlo se produce cuando los medios de la derecha y la extrema derecha de América del Norte se han dedicado a echar leña al fuego para intentar provocar reacciones violentas de algunos sectores musulmanes, herir a una parte importante de esa comunidad y alimentar una espiral peligrosa. Hubiera sido mejor no entrar en ese juego.

Incluso desde una lógica anticlerical primaria, que parece ser la de Charlie Hebdo, el hecho de intervenir en este contexto, justo tras la provocación de los extremistas cristianos, no tiene mucho sentido y puede resultar políticamente peligrosa.

Y no favorece en absoluto la crítica de las religiones porque la instrumentalización política de una visión religiosa fanática (sobre todo la de los salafistas) se alimenta con esas provocaciones. Además de no hacerla retroceder, se corre el riesgo de reforzarlas.

Si bien es cierto que Charlie Hebdo critica también las provocaciones que llegan de los extremistas cristianos (califican la película de “gilipollas” y su redactor jefe la considera “facha” en las entrevistas concedidas a la prensa) su decisión de publicar esas caricaturas de Mahoma en este momento corre el riesgo de alimentar la bola de nieve.

Charlie Hebdo ya hizo algo similar en 2006 y en noviembre de 2011, publicando un número especial titulado Charia Hebdo. El objetivo era prevenir la “llegada de los islamistas al poder en Túnez y Libia” y la consiguiente “implantación de la Charia” en esos países.

Esto alimentó ideas totalmente falsas: si en Libia la Charia islámica ya estaba bastante integrada en la legislación del antiguo régimen de Gadafi (lo que hasta el presente el nuevo poder no ha modificado), en Túnez la situación es diferente.

Los islamistas de Enhada no se atrevieron (ni se atreven aún) a pronunciarse en torno a la introducción de la Charia en la legislación civil, al mismo tiempo que prometen conservar el estatus relativamente progresista (comparado a otros países de la región) de la mujer.

Es cierto que lo hacen bajo la presión de la sociedad tunecina que, precisamente, no permite someter a las mujeres a una situación como que tienen en Sudán o Irán.

Así que, sin clamar contra la “blasfemia” (que no nos incumbe) ni exigir prohibiciones, tampoco nos situaremos del lado de quienes atizan, voluntaria o involuntariamente, las brasas de los conflictos sectarios o confesionales; o que no comparten nuestra visión de los retos políticos que existen en los países de la orilla sur del Mediterráneo.

Lo que nos interesa es la solidaridad con las fuerzas democráticas, progresistas de esas sociedad.

Nuestra visión de ellas no debe estar tamizada por la lógica del “choque de civilizaciones”, ni por una “defensa abstracta de la libertad de expresión” que no tenga en cuenta los cálculos de los enemigos de esta solidaridad.

20/07/2012

http://www.vientosur.info/spip/spip.php?article7160

http://www.europe-solidaire.org/spip.php?article26393

Traducción VIENTO SUR

sep 23, 2012 - DENUNCIA, OPINION    Sin Comentarios

Con la EDUCACIÓN tenemos un PROBLEMA de cerrazón y falta de generosidad

LA EDUCACIÓN, UN PROBLEMA DE CONVENIENCIA

Cualquiera que descubra que, en 35 años de democracia, llevamos ya 7 sistemas educativos, a la media de uno cada 5 años; pensará que tenemos un problema.
Es cierto, tenemos un serio problema o muchos.
Tenemos un problema de miopía, con ciertas dosis de sectarismo, en los dirigentes de turno que han hecho de la capa, del futuro de cada generación, un sayo trufado de intereses partidistas, ideológicos y económicos.
Tenemos un problema de falta absoluta de generosidad rampante en quienes sólo han visto, en una pieza troncal de una sociedad madura y moderna, un ascua errante que arrimar a la sardina de sus filias y fobias.
Tenemos un problema de cerrazón contumaz a las ideas de otros que han impedido, desde la base, cualquier atisbo de negociación y posteriores acuerdos que confieran al sistema educativo de la imprescindible estabilidad que necesita.
Tenemos un problema de entreguismo a los grandes grupos editoriales, casualmente relacionados con medios de comunicación influyentes, que obtienen pingües beneficios de unos cambios curriculares constantes y una renovación de textos innecesaria.
Tenemos un problema propiciado por el poderoso lobby católico que ha conseguido desviar importantes recursos de la educación pública a una concertada enfocada con mando firme hacia la cuenta de resultados.
Tenemos el grave problema del desprecio absoluto a la Comunidad Educativa que, de humillación en humillación, brega diariamente, a pie de pupitre, con unos estudiantes desorientados a quienes tratan de motivar a costa de su salud en muchas ocasiones.
¡Tenemos tantos problemas…!
¿Qué sucedería si echáramos un vistazo a los sistemas establecidos en países de nuestro entorno que llevan muchos años funcionando con éxito?  ¿Qué ocurriría si adaptáramos lo mejor de cada uno un sistema propio y estable, diseñado mirando al futuro de nuestra sociedad y no a épocas pasadas que no van a volver?  ¿Qué pasaría si volvieran a la esfera de lo público los recursos detraídos y los pusiéramos en manos de los Profesionales que son quienes, verdaderamente, saben de esto?
Somos un país plagado de inteligencia, ingenio, creatividad y gente capaz y trabajadora.  Que nuestra endémica mezquindad no condene a nuestros hijos a encontrar en el futuro unas migajas que les permitan sobrevivir tristemente en vez de desarrollar sus inmensas potencialidades y trabajar en el ámbito donde mejor puedan expresarse.
¡Tenemos tantas soluciones…!
Publicado por Fermín en 10:51
sep 19, 2012 - #25S    Sin Comentarios

#25S Jugar a la revolución y hacer la revolución.

18/9/2012

Jugar a la revolución y hacer la revolución.

x Comité de Resistencia Popular

A vueltas con el 25-S. Desde el Comité de Resistencia Popular, queremos aportar un punto de vista crítico acerca de tal evento.

Últimamente, se vienen dando situaciones que resultan casi surrealistas. El infantilismo y la frivolidad en el que están instalados ciertos sectores del movimiento obrero y popular –o que pretenden ser parte del movimiento obrero y popular- no parecen tener límites. La última ocurrencia con que estos sectores se han despachado es con la famosa Toma del Congreso del 25-S.

Por lo visto, creen que esto de tomar el congreso no es más que un juego, que cambiar el orden jurídico, político y económico vigente no requiere más que de la convocatoria de una manifestación, seguida de unas alegres y festivas jornadas de camping urbano, tras las cuales, los capitalistas y los políticos a su servicio, completamente acobardados ante “tamaña demostración de fuerza”, huirán despavoridos para refugiarse en las Islas Caimán o aún más lejos, dejando a los trabajadores organizar la sociedad como crean conveniente.

En realidad, los convocantes de esta insurrección de cartón piedra tampoco tienen muy claro qué es lo que buscan con ella. Desde el planteamiento inicial hasta ahora, han ido redefiniendo hasta tal punto los objetivos de la misma, que se hace realmente difícil seguirles en su discurrir (o en su desbarrar) político.

En un principio se habló de tomar el congreso, con miras a forzar nada menos que un nuevo proceso constituyente (así, de un día para otro, con dos ovarios); después, de una acampada; por último, hubo quienes -en el colmo de lo absurdo- hablaron de algo así como “abrazar el congreso”…

Es lo que ocurre cuando metes en una misma asamblea al 15-M, a la secta de los humanistas, a los criptofascistas de Democracia Real Ya, a algunos elementos que se dicen comunistas o anarquistas sin serlo en absoluto, a algunas personas bienintencionadas pero políticamente ingenuas, a los nostálgicos del 14 de abril (es decir, al republicanismo más descafeinado y reformista) y a toda la panoplia del freakismo político que tanto se hace notar en ciertos ambientes. De semejante jaula de grillos no podía salir nada bueno.

Podríamos tomarnos toda esta historia a cachondeo.

El problema es que el asunto tiene poca gracia.

Este tipo de iniciativas tienen consecuencias para el conjunto del movimiento obrero y popular. Podemos apuntar un par de ellas: se siembra la confusión y el desconcierto, y se frivoliza, se vacían de contenido determinadas consignas o planteamientos.

Y esto ciertamente le viene muy bien al sistema: no hay mejor manera de evitar una revolución de verdad que escenificando un simulacro patético de la misma; no hay mejor manera de neutralizar ciertas consignas que vaciándolas de contenido. En este sentido, los promotores de todo este despropósito le prestan un impagable servicio al sistema.

Nuestro Comité defiende que hay que demoler este sistema hasta los cimientos, que este sistema no es reformable, que se hace necesario construir otro tipo de sociedad, otro tipo de realidad política, económica y social. Pero una cosa es jugar a la revolución y otra muy diferente disponerse a hacerla realmente.

Lo segundo requiere de paciencia, de organización, de una voluntad firme de lucha, de claridad en los objetivos y en la estrategia y la táctica a seguir para alcanzarlos. Y el movimiento obrero y popular aún está lejos de contar con todo esto.

Es éste el trabajo, el ingente trabajo que tenemos por delante: conseguir que el movimiento obrero y popular esté en condiciones de llevar a cabo una revolución auténtica, que suponga realmente la superación del podrido capitalismo y de todo lo que representa.

Es por ello por lo que no podemos sino oponernos de la forma más contundente a esta ceremonia de la confusión que se pretende desplegar el 25-S.

http://comiteresistenciapopular.blogspot.com
comiteresistenciapopular@gmail.com

sep 16, 2012 - ECONOMÍA    Sin Comentarios

LAS CONDICIONES DEL MECANISMO ESM DE RESCATE A ESPAÑA

LAS CONDICIONES DEL MECANISMO ESM DE RESCATE A ESPAÑA

Hay que ver las diferencias que existen en ‘Cultura Democrática’ entre países ricos y con mayor cultura general y los pobres.
Mientras en España el responsable del gobierno no sólo no da explicaciones sino que miente compulsivamente (HACE LO CONTRARIO DE LO QUE DICE O PROMETE en su programa) y manipula a los medios de comunicación (ejemplo claro el del NODO-RTVE PRETENDIENDO SILENCIAR LA DIADA y su NO PASARÁN AL FASCISMO DE ‘MADRID’), en Alemania, se discute acaloradamente el MoU (Memorandum of Understanding o letra pequeña) a los rescates de  España.
El primer RESCATE a la BANCA (DEBIDO A BANKIA principalemente, el banco insignia gubernamental) de 100.000 millones de euros ya pasó por el parlamento alemán y se aprobó (jamás se discutió ni siquiera en el parlamento español) pero ahora, el pasado 12 de septiembre de 2012 lo que ha pasado por el Tribunal Constitucional alemán es la aprobación de uno de los métodos clave de ayuda a la crisis de deuda europea protagonizada en estos tiempos por España e Italia.
El ESM o MEDE (Mecanismo de Estabilidad) ha sido aprobado finalmente pero con ciertas restricciones importantes que se van a exponer.
Para entenderlo mejor, necesitamos saber previamente qué son el MERCADO PRIMARIO y el MERCADO SECUNDARIO de deuda. El mercado ‘primario’ de deuda es la compra de bonos soberanos directa mientras el mercado ‘secundario’ es la compra de deuda por parte de bancos previamente ‘subsidiados’ por el BCE.
Es decir, el BCE le presta dinero a los bancos a un interés menor que el 1% y éstos compran deuda soberana entre el 5% y el 7% de interés, llevándose la diferencia en el negocio.
Asistimos pues a una arquitectura económica en la que los ciudadanos pagan con sus impuestos y recortes (subidas impositivas directas e indirectas, pérdida de derechos humanos y Servicios Públicos como la educación o la sanidad) el subsidio a la banca privada hundida por el estallido de la burbuja inmobiliaria española cuyo impacto en sus activos se niegan a reconocer y es la razón por la cual hay que rescatarlos (a los bancos españoles y a su principal acreedor, la banca germana quien tampoco quiere reconocer en sus activos la pérdida económica del ‘agujero inmobiliaro’).
Curiosa práctica ésta, la de los neoliberales del ‘Tea Party’ cuya política es siempre NO SUBSIDIAR A NADA NI A NADIE. ¿Por qué no se fomenta en la UE otra arquitectura MAS JUSTA donde el BCE preste dinero A LOS ESTADOS A ESE INTERÉS INFERIOR AL 1% Y NO TENGAMOS QUE AHOGARNOS RETORNANDO ESOS ELEVADÍSIMOS INTERESES A LOS BANCOS QUE GENERARON ESTA CRISIS Y QUE SE APROXIMAN PELIGROSAMENTE AL 7%?.
Es comprensible la GRAN preocupación alemana por el ‘estado de bienestar de los bancos españoles’ y una despreocupación igual de enorme en el ‘estado de bienestar de los ciudadanos’. No quieren que los bancos sean liquidados antes de ‘atarlo todo bien atado’ con la letra pequeña de un RESCATE brutal.
Cuando eso se aclare, sí que se podrá liquidar algún banco. Hasta entonces NO. Si se liquidasen BANKIOS ahora, los bancos alemanes nunca recibirían el dinero que prestaron para alimentar el boom inmobiliario.
El interés máximo de Alemania es que esos bancos NO QUIEBREN ANTES DE TENER BIEN FIJO EL RESCATE Y SUS TÉRMINOS y si para ello debe responder el Estado Español (y ahí estamos TODOS retratados) NO LES IMPORTA QUE LO PAGUEN LOS CIUDADANOS EN LO MÁS MÍNIMO. Esa es su INSOLIDARIDAD.
El ESM (MEDE) consiste en un fondo europeo que tiene permitido comprar bonos directamente en las subastas de deuda, dar líneas de crédito a los países o prestarles directamente dinero, mientras que el BCE limitaría sus intervenciones a los mercados secundarios. Al Tribunal Constitucional alemán le disgusta la participación del BCE aunque ésta se realice en el mercado secundario.
El BCE le contesta que la compra de bonos (deuda) no tiene la finalidad de financiar a los Estados, sino de ser la correa de transmisión de su política monetaria (la defensa del EURO).
OS PASO LAS CONDICIONES CONCRETAS DEL ESM (MEDE) PARA ALEMANIA IMPUESTAS POR EL  TRIBUNAL CONSTITUCIONAL ALEMÁN:
Aquí está el link donde se detallan y os lo describohttp://economia.elpais.com/economia/2012/09/12/actualidad/1347436917_920103.html
1.       Alemania no pondrá más de 190.024 millones de euros SIN PERMISO DEL BUNDESTAG, el parlamento alemán.
2.       El ESM no podrá pedir créditos DIRECTOS al BCE.
3.       Habrá control parlamentario sobre los gastos europeos. Se han cambiado las Cartas Magnas para que esto ocurra.
La española fue modificada recientemente para limitar un umbral superior de gasto público.
INTUYO QUE ES ESTE PUNTO DONDE SE INCLUIRÁN CONDICIONES COMO LA REDUCCIÓN DE TODO TIPO DE PRESTACIONES, PENSIONES E INCLUSO PRIVATIZACIONES DE SERVICIOS PÚBLICOS.
A todo esto, queda pendiente una agria discusión en la UE para cerrar las condiciones de entorno de compra de deuda por parte del BCE que se había comprometido a comprarla ilimitadamente A CORTO PLAZO (para la financiación de un estado es más conveniente la deuda a largo plazo ya que permite prever inversiones a largo plazo) o a través del mercado secundario.
Os paso otros links sobre la noticia:
Lo más preocupante es que a estos Neoliberales extremos parece no importarles el crecimiento, el empleo y la salida de la recesión.
Con las políticas de ajuste del déficit sólo se realizan recortes y devaluaciones salariales. Es imposible en este marco realizar gasto, comprar o invertir.
¿Cómo pretenden que pueda moverse la rueda capitalista?. Nunca comprenderé cómo ellos solitos van hacia su propio austericidio… lo peor es que se nos llevan a todos por delante!.
Publicado por María Paz en 23:52
sep 14, 2012 - OPINION    Sin Comentarios

Cuando el viejo sistema no sirve y el nuevo no llega

Cuando lo viejo no sirve y lo nuevo no llega

13 septiembre 2012 | Categorías: Opinión |

izquierda

Carlos Martínez García – Presidente de ATTAC Andalucía.

Que vivimos tiempos de incertidumbre y desesperanza está claro. La crisis capitalista de Europa y el Reino de España va a más, es imparable, y eso al final se traduce en que millones de personas paradas no podemos dormir pensando en qué haremos con la hipoteca o con que llenaremos la nevera de seguir así. Pero es que tampoco tenemos ya para militar y luchar, siendo activistas, pues el dinero de la cuota social o sindical lo necesitamos para el recibo de la luz. No podemos ya viajar para acudir a reuniones o simplemente comprar el periódico, la cuota mensual del internet, comprar algún libro. Debemos ahorrar para sobrevivir.

Al mismo tiempo, la cabeza de las personas activas bulle y se proponen cien iniciativas a la vez para lograr la unidad de los cabreados y cabreadas, los desahuciados del sistema y la sobre-explotación de personas precarias. Anoche lo pensaba serenamente: hoy, todas y todos somos precarios.

Si los planes de la Troika y del Gobierno se imponen y no se frenan, todos somos precarios, incluidos los funcionarios. Uno que ya va cumpliendo años, recuerda y contempla como inexorablemente volveremos a los tiempos del plato único, el ir andando a todos lados -cosa esta muy sana y sensata, un par de zapatos cada dos o tres años y la tortilla de patatas casi diaria. Vuelve la pobreza extrema.

Y pienso, si todas y todos, los digamos concienciados, estamos por frenar esto y por oponernos, no a una mayor austeridad y racionalidad de vida sencilla, sino al expolio y la estafa de las clases populares en beneficio de bancos y ricos ¿Por qué nos importa más señalar las diferencias que buscar la unidad, al menos en lo básico? Tanta plataforma unitaria y tanto referente ¿No es un contrasentido?

Siempre en las izquierdas hay alguien dispuesto a situarse a tu izquierda y decirte que no te enteras y que eres un vendido o un reformista, un socialdemócrata. Siempre hay un o una compañera dispuesto a darte una lección. Salvador Allende decía que, cuando comenzó a militar en el Partido Socialista de Chile -que ese si era socialista-, habían amigos que lo tildaban de moderado. Con los años, los izquierdistas -refería él- se hicieron ricos, mientras Allende siguió siendo socialista, lo pagó con la vida y fue consecuente hasta el final.

Ese es hoy nuestro triple problema, creo. Una sociedad preocupada y asustada por su futuro. Una izquierda fragmentada y, por contra, excesivas propuestas de unificarla y organizarla, incluso renunciando a sus valores. Y me pregunto, si todas las historias de buscar la unidad y la convergencia son para juntarnos ¿Por qué no lo hacemos ya y dejamos de organizar más foros, mesas, convocatorias…?

Lo que tengo claro es que el 15 de Septiembre a Madrid, y a seguir dándole a los poderosos y peleando. La Cumbre Social es por ahora el instrumento más unitario que tenemos, pero lo que no pueden hacer los dirigentes sindicales mayoritarios es que sigamos con una estructura poco participativa, o dejarnos en la estacada -si se diera el caso- tratando de salvar los muebles en alguna negociación de esas infumables, como antaño ocurrió. Digo esto yo, que estoy a tope por la Cumbre Social y por tanto, puedo exigir y advertir lealmente, pero con sinceridad.

El problema es que no tenemos una opción política clara. Seré todavía más transparente: una dirección política participativa y novedosa, pero identificable. El PSOE ha dilapidado su herencia. Además Iglesias, Prieto, Caballero o Negrín les resultan ya desconocidos. De hecho les estorban. Ya no son el partido ni siquiera de 1980. El PSOE ya no convence y ha defraudado profundamente al pueblo de izquierdas, incluso a los votantes del mal menor.

Sus dirigentes no tienen credibilidad y la gente, sobre todo la más activa, informada y joven, los desprecia. IU no tiene fama de estar muy unida, pero ya comienza a tener también votos de mal menor o no entusiastas. IU sube aun sin entusiasmar a muchas personas dispuestas a votarle, pero a pesar de ello no se amplía su expectativa de voto lo suficiente como para ser la alternativa y no algo subsidiario o influyente, pero no gobernante.

Además muchas personas de IU no han perdido el halo sectario o la costumbre del debate bronco de las izquierdas antiguas. Lo de la refundación debe ser la fundación, y en ese cesto no solo están ellos, los aparatos, los diputados. No lo quieren entender algunos y algunas. Un 12,4% es cierto que da de comer a bastantes niños, pero no se trata de eso y necesitamos más. Es urgente avanzar más.

También hay quien esto le sabe a poco. IU también es parte del sistema y eso no es cierto pero… La caza del político y la política está de moda. Mientras tanto, los banqueros tranquilos, con ellos no va la cosa. Lo fácil es exigirle a un alcalde, que no a un gran empresario, a un capitalista, eso no.

Da miedo enfrentarse al poder del dinero. Es más fácil meterse con un concejal o pedir la rebaja de sueldo de un diputado, que de un banquero especulador, amo o futbolista.

Esta sociedad cómoda y posmoderna ha encontrado ya su judío, su chivo expiatorio. Los que mandan realmente ya han lo han conseguido. El malo ya no es el inmigrante solo, comienza a ser el político, dejándose en paz al banquero, al rico defraudador, al corruptor.

De hecho ellos que son los que mandan, han logrado casi ya su objetivo. Han provocado la crisis, nos están robando o estafando, pero el malo es la concejala de deportes de mi pueblo. Los ricos pueden dormir tranquilos, además saben que las trifulcas y divisiones por ideas sólo se dan en las izquierdas. El electorado de los partidos conservadores, derechistas y liberales, nunca falla. Vota por valores y le da igual todo.

El panorama no es muy alentador. Paro, empobrecimiento, más impuestos indirectos y menos libertad. Pese a ello, no aprendemos. Si se ha sido capaz de organizar la Cumbre Social ha sido porque los sindicatos mayoritarios se han visto obligados a hacerlo, pues en esto les va la vida.

Pero también nos va a la inmensa mayoría de los ciudadanos y ciudadanas. También al objeto de buscar complicidades imprescindibles en los nuevos tiempos y por recuperar prestigio social. Los sindicatos además nos son necesarios. Pero la Cumbre Social solo es el inicio, y los creadores pueden tener un gran fracaso social de no ver lo que viene y lo que las clases trabajadoras exigen.

Pero en el panorama político hace falta ya de la misma forma un compromiso similar. Una herramienta parecida pero política.

IU sola no puede. Su alianza gallega, con los sectores que representa Beiras y otros, demuestra el camino. Pero también la que hubo en Aragón en las elecciones generales. Es necesaria una convergencia mayor de las distintas familias y tradiciones de las izquierdas. Esto en IU muchas personas lo saben, como las de Izquierda Abierta. En el Partido de la Izquierda Europea también lo saben. Lo sabemos. Pero aquí algunos no se han enterado todavía.

El PSOE ya abandonó la izquierda hace años. Sigue por la senda de la profunda crisis de la socialdemocracia europea. No representan ya los socioliberales más que un capitalismo de rostro humano. Pero esa fase ya no le sirva al sistema, y por tanto el sistema capitalista prescinde de la socialdemocracia europeista tipo tercera vía. Ya no le interesa. Ahora las oligarquías venden nuevamente un capitalismo duro, agresivo, feroz.

La confrontación frente al capitalismo financiero internacional y al nuevo imperialismo bancario, militar y neo-colonial globalizado, exige nuevas propuestas y cambios sociales. Herramientas ideológicas como el ecosocialismo y el socialismo del siglo XXI, además de democracia económica y economía sostenible y sana ambientalmente. Soberanía alimentaria y reparto. Ante estas únicas soluciones viables hoy y la nueva reordenación mundial, la socialdemocracia oficial actual no tiene respuestas, ya no están en su programa. Renunciaron al marxismo y por tanto no conocen ya ni el neomarxismo, ni el altermarxismo, ni siquiera el pensamiento crítico y alternativo. No tienen ya nada que proponer, salvo plagiar de aquí y de allá, pero para proponer o montar programas electorales, no para gobernar de forma diferente y menos para construir el socialismo.

Pero hay socialistas. Hay personas fieles a las ideas de democracia económica, democracia social, poder ciudadano y reparto de la riqueza. Esas personas se deben comprometer a luchar en algo diferente, útil a las clases obreras y populares y transformador. Muchas de esas personas estamos ya dispuestos a participar en la construcción de la izquierda.

Tenemos muy poco tiempo en el Estado Español. El mes de Noviembre hay que tener una confluencia organizativa en ciernes o en construcción. Las elecciones se pueden anticipar. Pero también la revuelta social. La respuesta en las calles de los precarios, las desahuciadas o las victimas de tanto atropello. Ante esto hace falta una estructura convergente político-social.

Respetuosos y reconociendo realidades, pero con los nuevos tiempos y las horizontalidades exigidas. No se trata de volver a los esquemas de Octubre de 1917 más que en aquello sea útil, y por cierto lo hay. Sino de la acción, democrática y coordinada, de las y los antineoliberales.

Tras el 15S, tras la marcha a Madrid hay que verse. Tras las acciones de Septiembre hay que comenzar a organizar ya la respuesta. La Cumbre Político-Social. Los poseedores de la verdad, los guardianes del fuego sagrado no les sirven a las víctimas que necesitan desesperadamente otra forma de entender la política y la economía.

La Unión Europea neoliberal, subsidiaria del imperialismo estadounidense y alejada del nuevo sistema-mundo que está emergiendo, tampoco es ya útil para los pobres, los pensionistas, los pequeños agricultores y empresarios, las clases obreras. Hay que ser radicales frente a tanta injusticia y hacer propuestas valientes y justas. El pacto social ya no volverá en el reino de España, hay que buscar otras alternativas y las tenemos.

Pero mientras lo caduco existe, y lo nuevo aún no ha llegado, luchemos. En el reino de España, que vive bajo la dictadura de los mercados, la única solución de empleo que la derecha conservadora y liberal ofrece es la prostitución, el juego, los casinos y ser sirvientes de ricos caprichosos y consumistas del imperio, de donde sea. Juego, servicio y nada de derechos. Es la nueva esclavitud. Esto hay que detenerlo y ya.

http://www.attacandalucia.org/cuando-lo-viejo-no-sirve-y-lo-nuevo-no-llega/

sep 13, 2012 - OPINION    Sin Comentarios

España huele a muerto

13 Sep 2012

España huele a muerto

Escrito por: Lucas Léon Simón el 13 Sep 2012 - URL Permanente

El ministro de Economía –por llamarlo de alguna forma- dice “que de seguir las características actuales de la Economía en los próximos trimestres no se garantizan las prestaciones sociales”. España huele a muerto.

La presidente de Castilla la Mancha –por no llamarla directamente algo que tenga que ver con su santa madre- ha publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad el precio que se va a cobrar a los emigrantes sin papeles por actuaciones de la Seguridad Social: 4.400 € por una cesárea, 2.800 € por día de estancia en UCI…. España huele a basura neoliberal.

TVE ha contratado a Bertín Osborne para realizar un programa dominical de “contenido social”. España huele a vómito.

Radio Nacional ha contratado a Edurne Uriarte, esposa del ministro de Cultura, para la tertulia “Los desayunos de Radio Nacional” de la que se despidió recientemente a la periodista Ana Pastor. España huele a enchufe.

El ministro Arias Cañete ha declarado –otra cosa es lo que no ha declarado- un patrimonio de 1,7 millones de €. España huele a mierda de señorito andaluz.

Muerto, basura, vómito, enchufe y mierda de señorito componen en esencia los olores de esta desgracia de país a que solo los ilusos llaman patria.

Declaran, sin ningún pudor, que millones de personas, de jubilados, de pensionistas, de viudas, de enfermos, se pueden quedar sin ningún tipo de ingreso y no … ¡dimiten, ipso facto! Cada día que se levanta damos un paso más para un estado hecho para una minoría, sin sanidad, sin educación, sin cultura, sin prestaciones, privatizado en lo social y socializado en las ruinas provocadas por ellos mismos, y siguen expuestos, tan tranquilamente, a la luz solar.

Estos políticos, este arquetipo de basura sideral, no provocan más que repugnancia. Tiene rostros legibles, para da igual, son la misma masa informe. Sus caras son atribuibles, pero detrás de ellos y ellas está la imagen de Franco, de Fraga, de Rato, del crimen y del latrocinio.

Un país sin prestaciones sociales y con Bertín de comentarista “social”. ¡Quien no emigre es porque no puede!

sep 13, 2012 - OPINION, POLITICA    Sin Comentarios

¿Tenemos que seguir pagando impuestos y votando o ya no?

¿Tenemos que seguir pagando impuestos y votando o ya no?

El ministro Luis De Guindos dijo ayer en el Congreso que si la tendencia no cambia en unos pocos trimestres, “será imposible” pagar las prestaciones sociales. En respuesta al diputado de Izquierda Unida, Alberto Garzón, negó que tengan que ver en la recesión las políticas que practica el gobierno.

La gravísima afirmación ha pasado bastante desapercibida como es habitual. Y no se entiende. Porque si hasta el gobierno sabe y declara que este período que ellos llaman “transitorio” va a durar bastante más que “unos trimestres”, a lo que se nos está sentenciando es ya a la nada en el Estado del Bienestar: educación, salud, servicios públicos…

Con el respeto que caracteriza a Rajoy hacia los españoles y hacia el periodismo español en particular, dijo a dos medios finlandeses : “parece que tendré que pedir el rescate”. Lo demora a ver si esta vez le sale bien quedarse con Galicia de nuevo en las elecciones del 21 de octubre. Es lo que cuenta para él. Tendrá contrapartidas, el dinero no es un regalo sino un préstamo a devolver con intereses. Y ya estamos viendo a los griegos a quienes la Troika pide trabajar 13 horas diarias, durante 6 días y cobrando menos. Y quitando con su abultada jornada laboral empleo a otros. Los recortes no han solucionado la crisis de ningún país con problemas. Por el contrario, acentúan la crisis. Véase también Portugal. Así que podemos dar por hecho drásticos nuevos recortes.

La eternamente bronceada ministra de sanidad, servicios sociales e igualdad, Ana Mato, ya anda en su púlpito afilando la tijera. En su punto de mira las mujeres, las pobres, las de clase media, las que no disponen en fin, de un automóvil Jaguar en su garaje, como le ocurrió a ella que se lo encontró de sorpresa aparcado en su casa porque se lo habíaregalado a su marido Francisco Correa, principal implicado en la trama Gürtel.

Ana Mato anda revisando si saca del sistema de salud las mamografías –que tantas muertes han evitado por cáncer de mamá- o las pruebas de prevención del cáncer de útero. También ha pensado que algunas operaciones se pueden sustituir por la desprestigiada ozonoterapia. Esto se decía hace ya 8 años. Remedios naturales, tilas, rezos a la Virgen, probablemente. Técnicas de brujería ideadas, igual, en las largas sesiones de Rayos UVA. Algún infierno –mejor terrenal- acogerá a los autores de tanta víctima como se está produciendo.

Ya se notan las medidas aplicadas hasta ahora. Cada día nos sorprenden con al menos un atropello. Los padres con niños en acogida se han encontrado ya con la sorpresa de que acabó para ellos el trato especial en las farmacias y habrán de pagar el 40% de los medicamentos. Esos niños obligados a ser paridos por el PP porque lo manda la santa madre iglesia,  son, como vemos, abandonados a su suerte una vez que salen del útero materno.

Como venimos comentando, las pensiones también corren serio peligro con este gobierno. Y, en realidad, todo, tal como declaró ayer en sede parlamentaria el ministro competente.

Una pregunta tonta ¿Entonces tenemos que seguir pagando impuestos o no? Si no dan nada a cambio ¿Para qué vamos a seguir cotizando? ¿Para sostener a los bancos, a las empresas de armamento, a las fuerzas que llaman del orden y los privilegios de los gobernantes? Si nos quitan las prestaciones, no se vuelve a pagar un euro a Hacienda y punto ¿Funciona así?

¿Y votando? Si no hay otro camino que éste, el de empobrecernos, aumento de las desigualdades,  merma de derechos esenciales… si es que no entendemos la sabia economía que se llevan entre manos los que saben, lo de acudir a las urnas es un trámite innecesario. Joaquín Estefanía, en un profundo análisis de la cuestión, se hace la misma inquietante pregunta: “Si no hay libertad de elección empieza a ser un misterio por qué alguien querrá votar“.

Hay mucha gente que compartimos otras formas de salir de esto y de lograr una verdadera democracia. Con mayor participación ciudadana y sabiendo que el primer objetivo es mantener y acrecentar derechos y libertades, las prestaciones que pagamos y que permiten llevar una vida digna, el bienestar común. Lo que está claro es que los gobernantes actuales no lo van a hacer. No saben y no quieren.

En la República Democrática del Congo los científicos han hallado una nueva especie de mono. Los lugareños sí lo conocían, le llaman “Lesula”, pero la ”comunidad internacional” no se había enterado. Con la tecnología  y avances que tenemos, ya véis.  Pasó igual con el clítoris de la mujer, se descubrió antes América que la existencia de este apéndice sexual femenino.

Como tantos otros primates, Lesula mira de una forma que hace pensar. Por ejemplo, en qué tienen en la cabeza -por comparación- los ciudadanos que consienten y amparan todo lo que nos está ocurriendo. Que tienen en la cabeza nuestros gobernantes. El cerebro rige desde la inteligencia hasta la ética.

sep 13, 2012 - DENUNCIA, OPINION    Sin Comentarios

La enorme importancia de la transparencia

España es el único país de Europa con más de un millón de habitantes que no tiene todavía una ley de transparencia y acceso a la información pública.

Finalmente, tras sucesivos e impresentables retrasos, todo indica que el anteproyecto de la nueva ley de transparencia será aprobado por el Consejo de Ministros mañana viernes, y que los ciudadanos contaremos con un plazo de diez días para proponer aportaciones a un texto que se pretende presentar el próximo 17 de abril en la reunión del Open Government Partnership en Brasilia.

Además, el propio desarrollo del texto se ha apoyado en un intenso trabajo de propuesta y supervisión por parte de organizaciones civiles como la coalición Pro AccesoPro Bono Público y otras, que llevaban ya mucho tiempo llevando a cabo un más que necesario activismo sobre el tema.

Es buen momento para que te informes y le des una lectura a los diez principios que deberían recogerse en la futura ley de transparencia y acceso a la información. Como bien dice José Luis Martí, profesor de Filosofía del Derecho de la UPF, “toda dominación social está basada en la gestión de la asimetría de la información“, y con esta ley de transparencia nos jugamos mucho como ciudadanos.

Bien desarrollada y, sobre todo, bien llevada a la práctica, puede ser un instrumento fundamental en la evolución hacia una democracia más sólida y madura, en la que se empiece a considerar al ciudadano como algo más que un simple voto que se deposita cada cuatro años.

No podemos seguir teniendo gobernantes que se amparen constantemente en la denegación, el silencio administrativo y el secretismo para ocultar información a los ciudadanos. La denegación de información y el secretismo deben ser la excepción, no la regla.

Para poner esto en marcha correctamente, lo mejor es tener ciudadanos informados. He tratado de componer esta entrada con los enlaces que me han parecido más relevantes, pero sin duda hay muchos más: añádelos, si lo consideras relevante, en los comentarios.

En los próximos días, oirás hablar bastante de la ley de transparencia, y es importante que estés informado y que tengas posturas lo más claras posibles con respecto a la misma. Nos jugamos mucho.

ACTUALIZACIÓN: Marco Nurra ha adaptado, enriquecido y traducido esta entrada al italiano, podéis verla en Spagna, Trasparenza e OpenGovernment“.

http://www.enriquedans.com/2012/03/la-enorme-importancia-de-la-transparencia.html

Páginas:1234567...55»