Archive from Abril, 2012
abr 29, 2012 - NOTICIAS    Sin Comentarios

Un Invidente Peruano Crea Un Sistema Para Resolver El Problema Energético Mundial

Un Invidente Peruano Crea Un Sistema Para Resolver El Problema Energético Mundial

 Fernando Sixto Ramos, un ingeniero peruano invidente de 63 años, saltó a la fama esta semana en su país tras recibir un premio internacional por crear un sistema que podría resolver el problema energético mundial al multiplicar la fuerza generada por un motor tantas veces como se quiera.

Con el “sistema multiplicador de fuerza”, una invención que ideó hace 15 años, a medida que perdía visión, este humilde ingeniero obtuvo la medalla de bronce en la categoría de mecánica y procesos industriales de la cuadragésima edición del Salón Internacional de Inventos, celebrado en Ginebra (Suiza) la semana pasada.

Ramos explicó a Efe que su sistema es “capaz de mover un barco con el motor de un coche” y se basa en dos ejes paralelos cuyos centros tienen un rodaje conectado al extremo de una barra que une a ambos y, a su vez, contiene en el medio dos rodajes “descéntricos” que varían su centro de gravedad.

Esto permite que al aplicar movimiento sobre uno de los ejes, el otro gire en sentido inverso y “regrese la fuerza multiplicada al primero, lo que además genera una fuerza exterior que se puede magnificar” si se le conectan otros paralelos que repitan la misma acción.

“Es así de simple. Creas una acción y una reacción. La fuerza la traspasas al otro eje y luego se multiplica, y así continuamente”, aseguró con sencillez Ramos.

El sistema es exponencial porque “un motor de un caballo se puede multiplicar por veinte, y seguidamente, por cuarenta hasta tener 800 caballos”, puesto que depende de variables como la distancia entre ejes, la masa, el diámetro de excentricidad y la dirección, que “cuanto mayores sean, mayor será la fuerza incrementada”.

Su simplicidad se halla en la mecánica clásica, con la palanca de Arquímedes y los paralelos de Tales: “Se varía la gravedad de un cuerpo para que caiga y la fuerza de caída se incrementa con una palanca para transmitirla al otro eje. Es como Kung Fu. Usas la fuerza del oponente para vencerlo”, dijo.

Ramos gestó esta idea hace 15 años, cuando la disfrazó de bomba hidráulica y los demás ingenieros de su empresa fueron incapaces de entender su funcionamiento al desmontarla.

Sin embargo sus aplicaciones van más allá de una bomba de agua, un coche o un tractor, ya que “podría aplicarse a centrales termoeléctricas, hidroeléctricas o a molinos eólicos” que aumentarían su potencia, hasta hacer “la locura de propulsar el viento de un molino para que mueva otros molinos”.

“Con ello puedes abaratar los costos de desalinizar o depurar agua”, agregó el ingeniero, quien indicó que “se puede salvar el planeta si todos contribuimos porque solamente las ideas cambian el mundo”.

“Con el principio del multiplicador se benefician todos: los países subdesarrollados tendrían energía más barata y los avanzados solucionarían sus problemas energéticos porque se han dedicado a optimizar el combustible, pero se habían olvidado de optimizar la mecánica, donde siempre hay un eslabón que se escapa”, sentenció.

Ramos confirmó que una universidad de Alemania, país que en 2011 programó el cierre de sus centrales nucleares, se ha interesado por su proyecto, pero confesó que primero quiere desarrollarlo en Perú “porque no hay ánimo de lucro, sino de servicio”.

El ingeniero invidente llegó tarde a Ginebra para que el jurado revisara su invento, que quedó por detrás de una mano robótica y un cortador de mármol, pero el interés suscitado entre los asistentes convenció a los jueces para otorgarle la medalla de bronce.

El Instituto Nacional de la Defensa de la Competencia y de la Propiedad Intelectual (Indecopi) intentará agilizar el proceso para patentar este sistema concebido por un invidente que vio en el movimiento de las fuerzas una vía para cambiar el mundo.

Fernando Sixto Ramos, ingeniero peruano invidente de 63 años, posa en Lima, donde saltó a la fama esta semana tras recibir un premio internacional por crear un sistema que resolvería el problema energético mundial al multiplicar la fuerza generada por un motor tantas veces como se quiera.

Agencias:Lima, 28 abr (EFE).-

Acerca del Autor

 - http://euronews.es/noticias-ciencia/un-invidente-peruano-crea-un-sistema-para-resolver-el-problema-energetico-mundial/

TAGS

abr 24, 2012 - CRISIS, DENUNCIA    Sin Comentarios

La crisis vista por Séneca, el lumbreras de mi pueblo

La crisis vista por Séneca, el lumbreras de mi pueblo

Quisiera contaros brevemente como vé esta crisis, que se nos ha agarrao al cuerpo como una garrapata, el lumbreras de mi pueblo, un tal Séneca. Apodo que le pusieron por sus avispados raciocinios sobre cualquier tema.

El hombre nunca estudió pero su claridad a la hora de analizar cualquier supuesto era tan sobresaliente que todos acudíamos a él buscando consejo.

Para, Séneca, la crisis es simple y llanamente un expolio de los más ricos a los más pobres. No tiene la más mínima duda. En cuanto se percató que después de la caída de Lethman no había liquidez en el sistema sentenció. Es cuestión de tiempo que el pez grande se coma a los más chicos. 

Como pocos entendían lo que quería decir se inventó un relato que explicara sus palabras.

Ahí va y espero que os guste.

Imaginaros, decía, una aldea que tuviera 26 aldeanos. Cada uno con su oficio y sus ahorros.

Imaginaros que para toda la aldea hay un banquero ajeno a ella que se dedica durante un tiempo a hacer fluir el dinero fácil tanto para que las empresas puedan crecer como para que los consumidores puedan comprar.

Imaginaros que un buen día, de golpe y por el motivo que sea, dejara de fluir el crédito a la aldea.

Las consecuencias de tal suceso para todos eran totalmente previsibles. Cierres de empresas por falta de ingresos al no tener compradores y quiebra de unos y otros al no poder cumplir con los préstamos contraídos.

Para evitar llegar a ello e intentar encontrar una solución se reunieron en la alcaldía todos los aldeanos.

Algunos propusieron buscar nuevas fuentes de financiación mientras se buscaba la forma y manera de recortar gastos y mermara lo menos posible su nivel de vida.

Otros añadían a esto, dejar de pagar la deuda durante unos años como forma de ganar tiempo mientras se recomponían sus economías.

Como no se ponían de acuerdo, al final y como siempre, se impuso la solución que más convenía a los más ricos del pueblo.

Y era la que se podía esperar de sus egoístas corazones. No querían una solución global para todos sino que tenían que reconocer todos que habían vivido por encima de sus posibilidades reales y que no quedaba más remedio que devolver el dinero recibido por lo que cada cual se estrechara el cinturón y se fuera apañando con sus ahorros hasta capear el temporal de la crisis. 

Aparentemente, esta insolidaria solución, no escondía segundas intenciones pero el tiempo les dió la razón a los más desconfiados.

Como es normal, en la aldea existían patrimonios de diferentes cuantías.

A lo largo de la crisis se fueron arruinando poco a poco desde los más pobres hasta los de mayor cuantía sin llegar en ningún momento a preocupar alos cuatro más pudientes.

Los cuales según se iban arruinando sus vecinos iban comprando a precio de saldo sus pertenencias.

Al final y ya cuando por fin la crisis parecía que también les iba a tocar a ellos, reunieron a todo el pueblo y propusieron que para salir de la crisis lo mejor sería pedir un préstamo a quien fuese y por el interés que les pidiesen ya que o sino el pueblos se vería abocado a desaparecer.

Para muchos, esta solución llegaba demasiado tarde pero se agarraron a ella como a un clavo ardiendo. 

Para Alemania llegó en el mometo justo. Justo después de haber expoliado a todos sus vecinos.


                                                                                           ARMAK de ODELOT

Salir del euro por Ignacio ESCOLAR

Vuelve oficialmente la recesión, arrecian los recortes, se multiplican los despidos, se hunde la bolsa, se dispara la prima de riesgo y, lo peor de todo, no hay esperanza alguna de que todo este sacrificio lleve a otro sitio que no sea una depresión aún peor. El modelo de la austeridad alemana nos hunde en una década perdida, en un futuro sin horizonte.

¿Hay alternativas?

Solo dos: o Europa (Hollande mediante) es capaz de torcer la mano de Angela Merkel para que la UE recupere la cordura, o la eurozona no alemana tendrá que plantearse muy seriamente una alternativa hasta ahora imposible. Salir del euro.

El debate es claro: si Alemania se sigue negando a dotar al euro de la pata que le falta –un tesoro común en forma de eurobonos o de un BCE al que le preocupe algo más que la puñetera inflación–, para el resto de los socios de la UE empieza a ser una posición a estudiar salir del euro con todo lo que conlleva.

La política de los recortes no va a servir para cuadrar las cuentas públicas: a más recortes, menos crecimiento, menos ingresos fiscales y más déficit al final. De esta espiral endemoniada solo se huye con políticas monetarias expansivas y con Merkel al mando tal cosa no va a pasar.

¿Es una locura salir del euro? El Nobel Paul Krugman no lo ve así: “Pueden decir que esto es inconcebible, y que sin duda alguna sería enormemente perjudicial tanto económica como políticamente.

Pero lo que es realmente inconcebible es mantener el rumbo actual e imponer una austeridad cada vez más rigurosa a países que ya están sufriendo un desempleo de la época de la Depresión”.

Salir del euro sería durísimo para nuestra economía. No es una buena solución, aunque tal vez la menos mala. Supondría una devaluación brutal que empobrecería a todo el país, una huída de capitales (que se está produciendo ya), una debacle política continental.

Pero la situación actual es tan grave que esta opción –hasta ahora inimaginable– empieza ser un plan de choque que al menos se debería debatir. Los países mediterráneos perderían, pero Alemania perdería mucho más.

Tal vez así, aunque fuese solo con la amenaza de romper, se podría desbloquear una situación donde solo Alemania gana para que perdamos los demás.

http://www.escolar.net/MT/archives/2012/04/salir-del-euro.html

abr 23, 2012 - #15M, DENUNCIA    1 Comentario

‘Venceréis pero no convenceréis’ VOSOTROS, FASCISTAS SOIS LOS TERRORISTAS

REPROCHE | Decreto para elegir presidente en la corporación

El locutor de RNE Javier Gallego ataca al Gobierno: ‘Venceréis pero no convenceréis’

[foto de la noticia]

ELMUNDO.es | Madrid

Actualizado lunes 23/04/2012

Javier Gallego, conductor del programa de Radio 3 de RNE, se ha dirigido, en un post de su blog, al presidente del Gobierno y a los ministros, mostrando su descontento por el “decretazo” para cambiar el Estatuto de la radiotelevisión pública que regía desde 2006. “Venceréis pero no convenceréis”, ha espetado el director del programa tomando la expresión de Unamuno.

En la entrada de su blog, Gallego echa en cara al Gobierno que “ahora serán los únicos en tomar esa decisión. Por decreto. O sea, porque lo digo yo, porque soy tu padre y porque puedo. Sí, pueden pero no deben.Tienen ustedes mayoría absoluta pero no la absoluta mayoría”.

‘Carne Cruda’ es un programa conocido por “hacer picadillo la realidad social”, según reza en la cabecera de su blog. “No informamos para los ganadores sino también para los perdedores, para las minorías y para los que no tienen ni tanta voz ni tanto altavoz“, ha señalado el controvertido presentador.

Según Gallego, “la televisión estatal, aunque mejorable, es de lo poco salvable de toda la herencia recibida del gobierno anterior”. El conductor del programa también reprocha al Gobierno en lo que han convertido Telemadrid y la autonómica de la Comunidad de Valencia, Canal 9.

“Nosotros no somos de nadie. Somos de todos. La radio y la televisión públicas no tienen un solo dueño, tiene más de cuarenta millones de dueños. Y usted, señor presidente, es sólo uno de ellos. Nada más. Firmado, Javier Gallego ‘Crudo’”, ha cerrado Gallego el post.

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/04/23/comunicacion/1335198187.html

Venceréis pero no convenceréis

Señor presidente y señores ministros, les escribo como trabajador de esta emisora pública ante lo que considero un grave error democrático. Lo siento mucho, se han equivocado, lo han vuelto a hacer.

Se han equivocado ustedes cambiando por decretazo el Estatuto de la radiotelevisión pública que regía esta casa desde 2006 y que garantizaba una mayor independencia de la información pública respecto al poder gubernamental de turno.

Desde 2006, la dirección de la corporación debía elegirse por consenso entre las fuerzas políticas parlamentarias y los sindicatos mayoritarios, un consenso que contase con el apoyo de dos tercios de la cámara.

No era suficiente tener mayoría absoluta, una mayoría política, había que contar con la mayoría de la cámara, es decir, con la mayoría de la mayoría. Ahora serán ustedes los únicos en tomar esa decisión.

Por decreto. O sea, porque lo digo yo, porque soy tu padre y porque puedo.

Sí, pueden pero no deben.

Tienen ustedes mayoría absoluta pero no la absoluta mayoría.

Ustedes no deben hacer lo que quieran, aunque puedan, deben hacer lo que quieran los españoles, todos ellos y ellas, incluidos los millones que no les votan.

No gobiernan ustedes sólo para sus votantes, tampoco esta casa informa sólo a quienes les votaron. No informamos para los ganadores sino también para los perdedores, para las minorías y para los que no tienen ni tanta voz ni tanto altavoz.

Por eso ustedes están obligados a buscar el consenso de todos y si algún grupo político lo bloquea, como dicen ustedes que hacen los socialistas, tienen la obligación de desbloquearlo entre todas las fuerzas políticas.

Eso es democracia. Lo otro, golpes en la mesa. Y ante los golpes en la mesa, les recuerdo las sabias palabras de Unamuno: Venceréis pero no convenceréis.

Repiten ustedes el mantra de la “herencia recibida” que hace inviable el actual modelo de radiotelevisión pública. Pues permítanme decirle junto a muchísimos españoles, que la independencia de la radio y la televisión estatal, aunque mejorable, es de lo poco salvable de toda la herencia recibida del gobierno anterior.

Y déjenme recordarles que la herencia de las televisiones públicas también es responsabilidad de gobiernos de su partido que no sólo han despilfarrado sino que además han convertido algunas televisiones como Telemadrid y Canal 9 en flagrantes casos de manipulación y partidismo informativo.

No es una opinión, es un hecho denunciado por los propios trabajadores de esas cadenas. No hagan ustedes lo mismo con la radio y la televisión estatal. No les pertenecen. A  nosotros no nos eligen ustedes, nos elige la audiencia y la calidad de nuestro trabajo.

Nosotros, como ustedes, estamos para servir al ciudadano, no a los partidos. Es más, nosotros estamos para que los ciudadanos tengan una herramienta más de control democrático de los partidos a los que votan.

Estamos para controlarles a ustedes y para informar a los ciudadanos cuando ustedes tratan de controlarles a ellos.

Estamos aquí para contarles, por ejemplo, que ustedes están limitando el libre derecho a manifestarse con un endurecimiento del Código Penal y que están limitando el derecho al ciudadano a defenderse al imponerle tasas por recurrir sentencias, lo que atenta contra el principio máximo de toda democracia, la igualdad.

Nosotros no somos de nadie. Somos de todos. La radio y la televisión públicas no tienen un solo dueño, tiene más de cuarenta millones de dueños.

Y usted, señor presidente, es sólo uno de ellos.

Nada más. Firmado, Javier Gallego “Crudo”.

Hoy llenamos  de libros nuestro mostrador y lo sacamos  a la calle…

En este día del Libro recibiremos a un puñado de editoriales independientes que nos dejarán sus recomendaciones e iremos a Barcelona para contaros “1010 Maneras de comprar un libro (si…n dinero)”: una iniciativa que pretende el trueque de libros por besos, abrazos, conversaciones, “dejar de fumar” o incluso la donación de órganos…

Todos los libros están tasados pero NUNCA en dinero….

Y te preguntamos: TÚ ¿QUÉ LIBRO VENDERÍAS Y A CAMBIO DE QUÉ? ¿QUÉ PRECIO NO MONETARIO LE PONES?


Carne Cruda abre las puertas de su propia casa, de RTVE, para que opines sobre la controversia generada después de que el Gobierno anunciara el cambio que permite a la mayoría parlamentaria del PP elegir al Presidente de la Corporación sin necesidad de pacto con la oposición.
¿QUÉ TE PARECE? Y ya puestos a hablar de personas que ocupan sillones, dinos…
¿¿A QUÉ CANDIDATO PONDRÍAS TÚ A PRESIDIR RTVE??

http://blog.rtve.es/carnecruda/2012/04/vencer%C3%A9is-pero-no-convencer%C3%A9is-.html
abr 23, 2012 - #15M, DENUNCIA, OPINION    1 Comentario

La DICTADURA de los IDIOTAS

La invasión de los idiotas

Posted on 20/09/2010

Por Roberto Melaño, especial para Irremediables

Los idiotas llegan en batallón. Solo así se atreven a atacar. Sus tímidos ánimos se trastocan en la muchedumbre. Cuando se vuelven masa, arremeten sin consideración.

Los idiotas son leguleyos de la ingenuidad. Como tropas disciplinadas, arrasan con todo, sirviendo gentilmente los intereses de los capitanes incuriosos.

Estos no mueven mucho más que un pelo, y los idiotas responden a sus órdenes servilmente. Su gusto es idiota, razón que los convierte en los más fanáticos de su idiotez. Se rehúsan a aceptarlo, asimismo, por ser idiotas.

Cantan los villancicos de los poderosos, sin enterarse que a ellos nada les dejan.

Los idiotas lo son tanto que no comprenden el por qué. Ellos viven entre idoteces y se bañan gustosamente en el mar de necedades que sus patrones les venden. Pagan precios impensados. Pero, como son idiotas, de eso ni se enteran.

Van llegando de a montones, como malones embravecidos que arriban para conquistarlo todo. Con la venia de los Señores, los idiotas proceden a desparramar masivamente su idiotez.

Quieren que la idiotez sea la regla y, en su afán idiotizante, se llevan puesto a más de un elemento valioso. Hay idiotas encubiertos, que se hacen pasar por sensatos.

Esa es una de sus buenas formas de penetración. Convencen de que son mentes claras e inyectan de a poquito su veneno vulgarizador.

Las armas de los idiotas son las que las pútridas mentes les preparan. El idiota es tan idiota que hasta se convence de ser independiente y, de esa forma, afirma y reafirma su sometimiento.

También hay idiotas que no le interesa nada: no les importa si son o no son idiotas, ellos nada más gozan de serlo. Esos sirven para distraer resistencias débiles.

Son idiotas de exposición: aparentando una gracia plena en su nubosidad de idioteces, alardean de una plenitud inexistente y amenazan animosamente, al que sufre su dolor.

Esos idiotas desinteresados son los que hacen creer que es posible estar exento de la realidad. Resulta que son los idiotas que más hundidos están en su fango miserable.

La regla de los idiotas es una regla que no mide. Aparentan estimar los hechos y las cosas, pero solo dejan que fluyan.

Los idiotas no deciden nada. Ellos, simplemente, responden. Acatan como siervos amaestrados que son las órdenes idiotizantes de las sanguijuelas chupasangre.

No le temen a los malos, los idiotas, porque ni siquiera los ven. No pueden diferenciarlos ni comprender quién juega a su favor.

Las explicaciones complicadas los agobian, por algo son idiotas. Y se llevan a sus hogares, como regalos magistrales, las burdas porquerías que bellamente empaquetadas les ceden.

El idiota nunca supo lo que significa no ser idiota. Tampoco supo lo que significa serlo. Si algo caracteriza al idiota, es que ni enterado está de su identidad. Su idiota actitud lo pierde de saberse: él, sencillamente, obedece. Se desespera por saber lo que le dicen y hace los mayores esfuerzos para corearlo al pie de la letra, fingiendo una postura que lo haga pasar por propio.

El idiota piensa que no es idiota, y esa es su mayor idiotez.

Los idiotas no son más que parlantes, groseros espejos de una realidad que los supera. Hablan sin decir y sin mover los labios. Repiten textualmente lo que desde las capitanía se le dicta.

El razonamiento no es su virtud, aunque en ocasiones, hay idiotas que lo ejercen.

No lo hacen, sin embargo, críticamente: siguen idiotamente los pasos que los mismos provocadores les invitan a seguir.

En su idiota afán de ser alguien, terminan por ser eso que son: no más que simples idiotas.

Sé el primero en decir que te gusta esta post.

PASALO El próximo puedes ser tú.. ¡Basta Ya!

Trabajé en Arquitextura
Estudié en Colegio Claret

Ayer a la(s) 23:26 (modificado)  -  Público

El próximo puedes ser tú.. ¡Basta Ya!

Esta es la historia de un chico corriente, asmático, de 90 kilos y que no hace deporte. Vive con sus padres, depende económicamente de ellos, va siempre de vacaciones con ellos, los fines de semana si salen… también, no tiene una doble vida. Es un tipo normal, como tú o como yo. Hasta hace unas semanas.

Con 20 años está en tercero de Física y con estupendas notas (8,5 de Selectividad) el año que viene acabará la carrera y empezará otra, ingeniería electrónica.

Por las tardes trabaja cuatro horas becado en el aula informática fundador de la Asociación de Robótica y Electrónica (Fisitrónica), es miembro del Consejo de Estudios de Física y candidato al Claustro Universitario cursando quinto de inglés en la EOI, miembro de la Asociación de Magos e Ilusionistas de Catalunya, fundador de la sección de la iIusionismo y Magia de la Lira Vendrellenca.
Está afiliado a la Asociación de Estudiantes Progresistas de la Universidad de Barcelona.
No sabe lo que es un antecedente.
No pertenece ni ha pertenecido a ninguna organización violenta.

Este chico vive en Coma-ruga (El Vendrell, Tarragona) y su padre es conductor de autobús y su madre administrativa en Barcelona. Cada día salen de casa juntos, le dejan en la Universidad (está en la Diagonal, en la entrada de Barcelona) y le recogen al atardecer.

Siendo Semana Santa y todo el mundo de vacaciones, el decano de la facultad hizo una carta de apoyo y recomendación, ahora la ha hecho el rector; los abogados de Barcelona, la federación de vecinos de Barcelona, la Asociación Catalana de Defensa de los Derechos Humanos, los magos, la CUP y otros han intercedido a favor de él.

Se llama Ismael Benito y lleva encarcelado sin imputación, sin juicio y en prisión preventiva (supuestamente por la peligrosidad de sus estudios) desde la Huelga General del 29 de Marzo. Le vincularon con una mochila (él lo niega) con una botella de disolvente, unos petardos y un walkie-talkie y de pertenencia a banda organizada.

Todo esto se lo contó a un periodista de confianza unos padres desesperados. Él ha pedido ir a las televisiones a contar su versión y en ninguna le dejaron. En la cárcel, dónde ven solo Tele5 porque así lo quieren los ‘más fuertes’ que tienen el mando a distancia, está harto de que le vinculen a quema de contenedores y violencia. Cuando sus padres le llaman por teléfono, les dice “el mundo se ha vuelto loco”.

Quieren criminalizar cualquier comportamiento fuera de este ‘establishment’ forzado, quieren vender miedo para que no discrepes encarcelando a tu vecino, quieren evitar que te manifiestes reformando un código penal para volver a años dictatoriales, manteniendo en la cárcel sin pruebas, impidiendo la resistencia pacífica, criminalizando la libertad de expresión, el derecho a reunión…

Quieren meter en el saco de los cuatro violentos de siempre a los que protestan y luchan por unos derechos marinados durante 30 años y que en 6 meses les han arrebatado. En definitiva quieren gobernar y blindarse legalmente ante las respuestas legítimas del pueblo para convertir su fracaso estrepitoso en un silencio forzado que justifique sus políticas.

Utiliza tus herramientas personales para difundir, contar y luchar por defender la verdad de lo que está pasando. La verdad que veas por la calle, en tu trabajo, en tu administración, en tu colegio.

Tú eres periodista, eres policía y eres político… tu voz no vale menos que la de ellos.
abr 21, 2012 - DENUNCIA    Sin Comentarios

Las agencias de seguridad privadas, un ejército en la sombra

Las agencias de seguridad privadas, un ejército en la sombra

Las agencias de seguridad privadas, un ejército en la sombra

Las agencias de seguridad privadas, un ejército en la sombra

© RIA Novosti. Alexandr Kriazhev

11:24 14/04/2012
Konstantín Bogdánov, RIA Novosti

Es probable que en un futuro próximo en Rusia aparezcan agencias de seguridad privadas que podrán actuar también en el extranjero.

Así lo dijo el actual primer ministro y el presidente electo del país Vladimir Putin. En el mundo el uso de tales estructuras es muy amplio pero la situación rusa tiene algunas particularidades.

Herramientas indirectas

Al presentar el informe anual sobre la gestión de su gabinete en la Duma de Estado, la Cámara baja del Parlamento ruso, Vladimir Putin comentó, contestando una pregunta al respecto, que las agencias de seguridad privadas son una herramienta para velar por los intereses nacionales sin la participación directa del estado. El jefe del Gobierno no descartó la posibilidad de que Rusia utilice esta herramienta en un futuro.

Para entender de qué se trata hace falta recurrir a la experiencia histórica y analizar la específica situación en Rusia.

Los corsarios del siglo XX

Uno de los intentos de utilizar las herramientas indirectas de este tipo es bien conocido: durante la década de los 60 del siglo XX, los mercenarios fueron usados con asiduidad en los conflictos del continente africano. Debido a la intervención de las empresas militares privadas casi se forman dos nuevos estados en África: en Katanga, la provincia más sureña y rica en cobre de la República Democrática del Congo que se independizó y solo pudo ser reintegrada al país gracias a la intervención militar de la ONU, y luego en Biafra, la región sudoriental de Nigeria que proclamó su independencia en 1967.

Los antiguos imperios despojados de sus colonias africanas necesitaban instrumentos para estabilizar el continente, y al principio para este objetivo se sirvieron de los grupos armados de europeos contratados por los gobiernos locales para combatir a la guerrilla “mala”. O, al revés, para derrocar a los gobiernos “malos”, cosa que solían hacer sin ruido y de noche a la mañana.

No obstante, algunas veces las intervenciones de este tipo terminaban en escándalos. Por ejemplo cuando el francés Bob Denard, que había participado en numerosas campañas en África en bastantes países generalmente ofreciendo sus servicios a Francia, intentó dar golpe de Estado en Benín, pero fracasó y sus mercenarios escaparon de milagro. Sin embargo su siguiente intento, la intervención en las Comores, fue un éxito absoluto.

Las bases de mercenarios que actuaban en el continente negro estaban en el África Austral, donde predomina la población de raza blanca, sobre todo en la Rodesia de Ian Smith y en la Sudáfrica de los bóers. Fue allí donde se consolidó, a pesar de las sanciones internacionales y la aprobación de la Convención Internacional contra el reclutamiento de mercenarios, el modelo de  modernas empresas militares privadas que trabajaban con los gobiernos africanos para “garantizar la seguridad en circunstancias complicadas”. La más conocida de ellas era la sudafricana Executive Outcomes que, bajo la presión internacional, desapareció como persona jurídica pero no como corporación real.

A mediados de 1990 hubo cambios en el mercado global de empresas militares privadas ya que tras terminar la guerra fría muchos profesionales militares en los países miembros de la OTAN se quedaron sin trabajo. También los ex militares soviéticos cumplieron misiones como pilotos y técnicos en las Fuerzas Aéreas africanas. A la vez creció demanda de servicios de las agencias militares privadas: en la periferia de la antigua Unión Soviética estallaron conflictos y guerras locales, mientras los regímenes africanos se lanzaron a la lucha por el control de los escasos recursos naturales.

“Siglo de platino”

En estas circunstancias los gobiernos occidentales tuvieron que recurrir a esta herramienta al alcance de la mano para pacificar las regiones demasiado agitadas. Los coroneles retirados de los ejércitos británico y estadounidense, que trabajaban en estrecho contacto con sus gobiernos y servicios secretos, llegaron a dominar este mercado. Las empresas militares privadas empezaron a multiplicarse y muy pronto se convirtieron en un elemento clave de la presencia de los países desarrollados en los “puntos calientes” del planeta.

Si la década de los 1960 en el Congo fue ‘el siglo de oro’ de los mercenarios, el primer decenio del nuevo milenio en Irak y Afganistán puede ser considerado el ‘siglo de platino’. En aquella época un mercenario que se encontraba en la zona de combate percibía unos honorarios que superaban los 1.500 dólares al día. La situación resultaba más absurda aún porque los efectivos del ejército estadounidense del mismo rango cobraban lo mismo en una semana realizando las mismas operaciones por deber de su oficio.

Para los finales de la década de 2000, la situación se hizo insostenible: según el informe de la comisión bilateral de contratos militares del Congreso de EEUU, los mercenarios se igualaron en número con los efectivos del ejército estadounidense en Irak y Afganistán. Empezó una fusión inevitable de empresas militares privadas con los suministradores y agencias de servicios que pretendían arrancar un buen bocado de los nuevos gobiernos débiles en Bagdad y Kabul. No obstante, Occidente ya no puede prescindir en los puntos calientes de los mercenarios oficialmente contratados cuyas bajas no interesan a nadie, excepto a su agencia, mientras las tareas que se les encomiendan son muy delicadas. Y en el caso de fracaso ningún gobierno tiene que responder.

En la campaña de Libia de 2011 los agentes privados de seguridad desempeñaron funciones de combatientes e instructores preparados en las filas rebeldes que consiguieron derribar el régimen de Gadafi, aunque después de medio año de lucha y una intervención militar directa de Gran Bretaña, Qatar, Emiratos Árabes y posiblemente Francia.

Empresas militares privadas en Rusia

De modo que se presenta más o menos claro a lo que se refería Vladimir Putin hablando sobre la posibilidad de la formación de las agencias de seguridad privadas en Rusia. Pero a la hora de la realización de esta idea surgen muchos matices.

No es ni siquiera una cuestión de control sobre este nuevo ejército privado, ya que cuando se trata de intereses estatales el control del estado no faltará. Mucho más interesante es analizar las posibles áreas de actividad de este tipo de empresas en Rusia. El mercado nacional no da para mucho, así que por lo visto sus servicios serán reclamados básicamente por las grandes compañías de los sectores extractores para garantizar la seguridad de sus infraestructuras y zonas de explotación tanto en el territorio nacional como fuera del mismo.

Los destinos geográficos de los efectivos de agencias de seguridad privadas también son previsibles. Los procesos de la integración euroasiática, que transforman notablemente el espacio de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), obligarán a aumentar la presencia rusa en varios países del espacio post-soviético, en primer lugar en Asia Central y, tal vez, en los territorios autoproclamados del Cáucaso (Osetia del Sur y Abjasia).

Otra posibilidad de uso de este tipo de fuerza es en Afganistán, un punto de interés común de Moscú y la OTAN. El envío de las tropas a los territorios mencionados amenaza con pérdidas políticas y complicaciones locales. Sin embargo, las empresas militares privadas son un buen recurso para solucionar situaciones difíciles.

Al mismo tiempo, es una buena posibilidad de dar trabajo a un gran número de los militares que se están quedando en paro a causa de una política de recortes de personal de los ministerios rusos de Defensa y del Interior.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

http://sp.rian.ru/opinion_analysis/20120414/153414002.html

abr 21, 2012 - BANCA, CRISIS, ECONOMÍA    Sin Comentarios

¿Es inminente un colapso financiero en España?

¿Es inminente un colapso financiero en España?
  07 de abril de 2012

¿Es inminente un colapso financiero en España?

Desde hace varios días las principales portadas financieras

del mundo están crucificando a España.

De hecho Grecia ha pasado a segundo plano, y de Italia casi no se habla.

En esta nota citaremos diversas fuentes para tratar de responder al menos un interrogante:

“¿España está próxima a colapsar?”

¿Van a intervenir España?

Los Presupuestos de Cristobal Montoro no han pasado el examen de los

mercados internacionales, que continúan con su feroz ataque a España.

Hoy mismo, Merrill Lynch y Citi han vuelto a la carga.

Mientras el primero habla de “terrible panorama” para los inversores,

el segundo alerta -por enésima vez- sobre la próxima intervención

del país.

Fuente: Cotizalia

El BCE examinará ahora, junto con la Comisión Europea,

la propuesta de presupuesto del Gobierno español, centrándose

“especialmente en cómo se van a reducir los déficits regionales”,

ha resaltado Asmussen, que espera que las comunidades

autónomas remitan en breve sus planes presupuestarios.

Fuente: El Economista

El presidente del GBB y portavoz parlamentario del PNV,

Joseba Egibar, ha manifestado que el Estado español “está,

de facto, intervenido”, aunque el Gobierno de Mariano Rajoy

quiera “proyectar que se controla el rumbo”.

Fuente: El Economista


¿Se puede salvar el sector bancario?

Los bancos españoles son los más castigados de Europa y los expertos

no ven catalizadores a corto plazo para que las entidades de nuestro

país puedan levantar cabeza, aunque en el caso de Santander y BBVA

no se espera que se hundan hasta los mínimos de la crisis marcados

en 2009.

Fuente: Cotizalia

“Es probable que España entre en alguna clase de programa de la

troika (FMI, BCE y UE) como condición para seguir recibiendo apoyo

del Banco Central Europeo para el Estado y/o la banca”, explicó

Buiter, antiguo miembro del Banco de Inglaterra.

Fuente: El Economista

¿Es inminente un colapso financiero en España?

¿Pasará España la inspección de Bruselas?

La Comisión Europea ha confirmado que este mes enviará una nueva misión

de inspectores para evaluar los progresos que está haciendo el Gobierno

para corregir los desequilibrios macroeconómicos, así como para evaluar l

os riesgos que puede suponer para la Eurozona la delicada situación fiscal

de España.

Fuente: El mundo

Para finalizar les dejo 2 post que anticiparon el declive de España

Adiós a la triple M es un artículo muy curioso donde se busca una relación

entre Mariano Rajoy, el mes de Marzo y Madonna.

Fuente: Viptrader

El otro post se trata sobre los 100 días de Rajoy, donde se explica de una

forma muy particular que hizo el Ibex en ese período.

Fuente: Viptrader


7 minutos para entender de una forma sencilla y amena como se desató
la crisis financiera en España.

Sigue todos nuestros comentarios online desde facebook o twitter.

http://www.enqueinvertir.com/colapso-espana.php

abr 20, 2012 - DENUNCIA, SIONISMO    Sin Comentarios

Israel la mayor amenaza a la paz mundial.

ENTREVISTA A GILAD ATZMON
Israel y el sionismo: un proyecto único en la historia
Gilad Atzmon es un hombre extraordinariamente encantador. Los críticos musicales a menudo lo describen como uno de los mejores saxofonistas de jazz contemporáneo. Pero Atzmon es algo más que un consumado músico: aquellos que siguen los acontecimientos del Oriente Medio lo consideran como una de las voces de mayor credibiildad entre los adversarios de Israel. En la última década ha puesto en evidencia y denunciado las bárbaras políticas israelíes. Justo antes de embarcarse junto con su banda Orient House Ensemble en una gira europea de primavera denominada “La marea ha cambiado” (“The tide has changed”), mantuvo esta charla con Silvia Cattori.

Gilad Atzmon

Silvia CattoriComo músico de jazz, ¿qué le llevó a utilizar su pluma como arma contra el país donde nació [Gilad Atzmon: Durante muchos años mi música y mis escritos no estaban integrados en absoluto. Me convertí en músico a los diecisiete años y adopté la música como profesión a los veinticuatro. Cuando vivía en Israel no estaba involucrado o interesado en la política, pero me oponía firmemente a las guerras imperiales de Israel. De alguna manera me identificaba con la izquierda, pero más tarde, cuando empecé a comprender lo que era exactamente la izquierda israelí, no pude estar de acuerdo con nada de aquello en lo que decía creer, y entonces fue cuando me di cuenta del crimen que se estaba cometiendo en Palestina.

Para mí el Acuerdo de Oslo fue el final de todo porque me di cuenta de que Israel no buscaba la reconciliación, ni siquiera la integración en la región, y que rechazaba por completo la causa palestina. Comprendí entonces que tenía que salir de Israel. Ni siquiera fue una decisión política: simplemente, no quería seguir formando parte del crimen israelí. En 1994 me trasladé al Reino Unido y estudié filosofía.

En 2001, cuando estalló la segunda Intifada, empecé a comprender que Israel era el agresor último y la mayor amenaza a la paz mundial. Constaté la magnitud de la participación y del papel jugado por los judíos del mundo analizando las relaciones entre Israel y el Estado judío, entre Israel y el pueblo judío de todo el mundo, y entre los judíos y el judaísmo.

Entonces me di cuenta de que la “izquierda” judía no era en absoluto muy diferente de la “izquierda” israelí. Debo aclarar que yo distingo entre la “ideología de izquierdas” –un concepto inspirado en la ética universal y en una genuina visión de la igualdad– y la “izquierda judía“, una tendencia o colectivo cuya única función es mantener intereses tribales que tienen muy poco o nada que ver con el universalismo, la tolerancia y la igualdad.

Silvia Cattori¿Diría usted que existe una discrepancia entre los judíos y la izquierda?

Gilad Atzmon: No, en absoluto. Que quede claro que yo nunca hablo de los judíos como pueblo. Yo distingo entre judíos (el pueblo), judaísmo (la religión) y judeidad (la cultura). En mi trabajo solo reflexiono sobre la tercera categoría, es decir la judeidad. También debe entenderse que distingo entre la “izquierda judía” tribal y los izquierdistas que, por puro azar, además son judíos. De hecho, yo sería el primero en admitir que hay muchos grandes izquierdistas y humanistas de procedencia judía. Sin embargo, para mí esos judíos que operan bajo una “bandera judía” son las hojas de parra del sionismo: están ahí solo para dar una imagen de “pluralismo judío“. De hecho, cuando comprendí plenamente el papel de la “izquierda judía” me di cuenta de que podría acabar luchando en solitario contra la potencia más fuerte que existe.

Silvia Cattori¿Lucha usted en solitario?

Gilad Atzmon: Más o menos en solitario. Me gusta luchar solo; asumo la responsabilidad. A lo largo de los años ha habido muchos intentos de destruirnos a los pocos que nos hemos alzado en contra del poder judío. Pasé apuros por apoyar a gente como Israel Shamir y Paul Eisen [En realidad, no creo que contemos con ningún intelectual dentro del movimiento de liberación y solidaridad. ¿Y por qué no tenemos intelectuales? Porque en el nombre de la “corrección política” hemos conseguido destruir hasta la última de las mentes creativas anglófonas de nuestro movimiento.

Es posible que lo que vemos aquí sea un problema endémico de “la izquierda“. Para hablar en sentido amplio (o, más bien, en sentido filosófico germánico), “la izquierda” se ha “olvidado de Ser”: en lugar de comprender lo que ser en el mundo significa, intenta sugerirnos lo que ser en el mundo debería significar. “La izquierda” ha adoptado un discurso sermonístico que ha dado lugar a una grave forma de alienación, y esta es probablemente la razón por la que “la izquierda” no ha conseguido congraciarse con, entender completamente, ni captar el significado y el poder del Islam. Y es por eso que “la izquierda” es completamente irrelevante para la revolución actual de Oriente Medio. Como ya sabemos a estas alturas, “la tolerancia de la izquierda” se evapora cuando se trata del Islam y de los musulmanes. Me parece algo muy problemático.

Silvia Cattori¿Puede explicar por qué la izquierda es irrelevante?

Gilad Atzmon: Echemos un vistazo a los acontecimientos actuales del mundo árabe y musulmán: ¿dónde está “la izquierda“? Durante todos estos años han estado tratando de decirnos que el “público se levantará“, pero ¿dónde está la izquierda ahora? ¿En Egipto? ¿Está en Libia o en Bahrein? Oímos hablar de los Hermanos Musulmanes, de la clase media, de los jóvenes árabes y musulmanes… de hecho, estamos oyendo hablar de todo menos de “la izquierda“. ¿Ha visto usted algún análisis izquierdista de interés sobre la emergente Intifada regional? Lo dudo. Hace poco me puse a buscar un análisis de la sublevación egipcia en un conocido diario socialista. Encontré un artículo, y luego me di cuenta de que ni una sola vez aparecían en él las palabras “Islam” y “musulmán“; por contra, la palabra “clase” aparecía nada menos que diecinueve veces. Lo que vemos aquí es en realidad un ejemplo de la forma más extrema de desapego a la humanidad, al humanismo y a la condición humana.

Pero voy más allá: ¿dónde está “la izquierda” de Europa? ¿Dónde está “la izquierda” de Estados Unidos? ¿Por qué no pueden defender a los musulmanes? ¿Por qué no pueden vincularse o forjar alianzas con millones de inmigrantes musulmanes, personas que, además, resulta que son parte de la nueva clase trabajadora europea? Voy a mencionar aquí lo que para mí es un concepto fundamental: se trata de una idea que he tomado del psicoanalista francés Jacques Lacan. Lacan sostiene que amar puede ser una manera de amarse a uno mismo a través de otro. En mi opinión la “solidaridad de la izquierda” con Palestina puede ser entendida como una forma de amarnos a nosotros mismos a expensas de los palestinos. No queremos que sean musulmanes. Les decimos que sean demócratas (siempre que no voten a Hamas). Les decimos que sean progresistas, “como nosotros“. Aún no he decidido si esa actitud es grosera o simplemente patética.

Recientemente me encontré con una crítica trotskista de mi trabajo. El argumento esgrimido contra mí era el siguiente:“Gilad se equivoca porque se las arregla para explicar el sionismo sin el colonialismo; explica el holocausto sin el fascismo. Incluso explica la recesión, el desastre económico mundial, sin el capitalismo”.

No podría estar más de acuerdo. Ya no nos hace falta la “política de clase“. Podemos abandonar los viejos clichés decimonónicos, y cuanto antes lo hagamos mejor. Para explicar por qué nuestro mundo se está desmoronando sólo tenemos que ser lo suficientemente valientes como para decir lo que pensamos, para admitir lo que vemos, para llamar al pan pan y al vino vino.

En realidad, me encantaría ver a “la izquierda” resucitarse a sí misma. Sin embargo, para que eso suceda primero debe recordarse a sí misma lo que significan realmente igualdad y tolerancia, porque para que “la izquierda” vuelva a tener sentido, primero debe comprender el verdadero significado de “amarás a tu prójimo”.

Silvia CattoriCuando escuchamos sus comentarios políticos nos olvidamos de que por encima de todo es usted músico.

Gilad Atzmon: La verdad es que la política no me interesa realmente: no soy miembro de ningún partido y ni me importa el poder político ni lo persigo. No me interesa la oposición binaria entre “izquierda” y “derecha” y no me preocupa la banal dicotomía entre “progresistas” y “reaccionarios“. Y, seamos sinceros, desde un punto de vista marxista estoy asociado con las fuerzas más reaccionarias, pues estoy a favor de los Hermanos Musulmanes, de Hezbollah, y apoyo a Hamas. ¡Qué más se puede pedir! Soy la quintaesencia del reaccionario, y estoy encantado y orgulloso de ello.

Silvia CattoriEn realidad usted es un espíritu libre.

Gilad Atzmon: Eso es porque no soy político. Yo soy artista y músico. Es muy sencillo.

Silvia CattoriEs difícil imaginarse lo que sería usted si se hubiera quedado en Israel.

Gilad Atzmon: Es inimaginable.

Silvia Cattori¿Volvería usted a Israel?

Gilad Atzmon: Jamás. Volveré a la Tierra Santa cuando sea Palestina.

Silvia Cattori¿Es usted una excepción entre los israelíes?

Gilad Atzmon: Eso es muy interesante. Cuando se trata de la “izquierda judía” en el extranjero, conozco a muy pocos judíos en los que pueda confiar a ese nivel de compromiso. Siempre te siguen la corriente, pero apenas pones en cuestión el vínculo tribal y su propio papel dentro del “universo judío” te apuñalan por la espalda. En muy raras ocasiones se encuentra uno con judíos valientes dispuestos a comprometerse en un profundo ejercicio de introspección. Me refiero a gente como Paul Eisen, Jeff Blankfort, Norman Finkelstein, Hajo Meyer y Evelyn Hecht Galinsky [Silvia Cattori: ¿Escribir sobre cuestiones políticas y componer música es para usted una manera de contribuir a un mundo mejor y a la belleza? ¿Lo uno es inseparable de lo otro?

Gilad Atzmon: En estos momentos estoy tratando de establecer una continuidad entre mi música y mis escritos. Creo que, a diferencia de nuestros políticos –es igual que sean de derechas, conservadores o de izquierdas: todos buscan el poder–, los artistas persiguen la belleza. Y creo que es la belleza lo que puede unir a la gente.

Le diré algo sobre lo que realmente pienso escribir. Durante muchos años nuestros llamados “analistas políticos” se han venido refiriendo a Israel en términos de “Estado colonial” y al sionismo como un “proyecto colonial“. Ahora bien, ¿qué tipo de colonialismo es ese? ¿Se trata de una comparación exacta?

Porque si Israel es un “Estado colonial“, entonces ¿cuál es exactamente su “madre patria“? En la época del colonialismo francés y británico los Estados coloniales mantenían un lazo muy evidente con su “madre patria“. En ciertos casos, a lo largo de la historia el Estado colonial se separó de su madre patria. Se trata de un fenómeno notable del cual el motín del té de Boston [El “pueblo judío” está asociado mayoritariamente al “Estado judío“, y sin embargo el “pueblo judío” no es exactamente una entidad “material” soberana autónoma. Por otra parte, los judíos hebreos nativos de Israel no están conectados cultural o emocionalmente con ninguna madre patria salvo con su propio Estado.

Silvia CattoriSin embargo, para algunos de los más firmes defensores de los derechos de los palestinos, como Ilan Pappe, Israel es un Estado colonial. Han utilizado ese argumento para impugnar las políticas israelíes.

Gilad Atzmon: Me temo que la mayoría de los activistas y académicos no pueden decir toda la verdad sobre este delicado asunto. Probablemente nadie puede sobrevivir diciendo la verdad. De hecho, todos los días la policía del pensamiento nos está aterrorizando de diferentes maneras. Estoy convencido de que la mayoría de los académicos que insisten en llamar a Israel “Estado colonial” son plenamente conscientes de los problemas que conlleva el “paradigma colonial“. Forzosamente han de ser conscientes de la singularidad del proyecto sionista.

Es cierto que el sionismo manifiesta algunos síntomas que son sinónimos de colonialismo, pero no basta con eso. El sionismo es fundamentalmente un proyecto de “retorno al hogar” de orientación racial impulsado por entusiasmos espirituales que son en realidad fantasmagóricos. Carece intrínsecamente de muchos elementos “necesarios” que damos por supuestos en el colonialismo, y no puede ser definido en términos exclusivamente materialistas.

Me parece que nos encontramos aquí con un problema crucial de comprensión y análisis dentro de nuestro movimiento y dentro del discurso intelectual de Occidente en general. Nuestros académicos están siendo reprimidos y el mundo académico está siendo silenciado, ya que en el marco de la tiranía de lo políticamente correcto nuestros académicos se ven obligados a considerar en primer lugar las fronteras del discurso. Primero examinan cuidadosamente lo que les está permitido decir y luego rellenan los espacios vacíos formulando teorías o narrativas.

Este patrón es, desgraciadamente, algo muy común. Sin embargo, este enfoque y método es ajeno a lo que yo entiendo que es debe ser la búsqueda de la verdad y el auténtico conocimiento.

Es importante mencionar en este punto que yo no pretendo estar en posesión de la verdad. Me limito a decir lo que pienso que es verdad. Si en algo me equivoco agradezco a cualquier persona que me lo señale.

Me parece que “la izquierda” nos engaña a nosotros y a sí misma al presentar al sionismo exclusivamente como un proyecto colonial. A la “izquierda” le gusta el paradigma colonial porque con él el sionismo se sitúa lindamente dentro de su ideología. También nos induce a creer que el modelo político colonial/postcolonial ofrece respuestas e incluso soluciones operativas; siguiendo el modelo colonial, primero equipararnos a Israel con Sudáfrica y luego aplicamos una estrategia anticolonial como la BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones).

Sin embargo, aunque yo apoyo plenamente todas esas acciones, tengo la impresión de que en algunos aspectos no son en absoluto eficaces. De hecho, la campaña BDS no ha conducido a ningún cambio metamórfico de la sociedad israelí. Como mucho, ha hecho que aumente la radicalización de la derecha israelí. ¿Por qué la BDS no ha funcionado todavía? La respuesta es simple: porque Israel no es en absoluto una entidad totalmente colonial –tal y como entendemos ese término históricamente-, y es necesario comprender que su poder y sus relaciones con Occidente son mantenidas por los grupos de presión más poderosos que existen en el mundo.

Así pues, si la izquierda desea parar a Israel de veras, entonces debe cuestionar abiertamente la noción de “Poder judío” y su papel dentro de la política y los medios de comunicación de Occidente. Pero, ¿es capaz la izquierda de hacer eso? No estoy tan seguro.

Prosigamos con la comparación entre Israel y el modelo colonial. Israel es también muy diferente, por ejemplo, con respecto a Estados coloniales como Sudáfrica porque Israel aplica tácticas genocidas. Sudáfrica fue realmente brutal, pero se abstuvo de lanzar fósforo blanco sobre su población indígena. Sudáfrica era un Estado de colonos que explotaba a su población indígena, pero quería mantenerla con vida y oprimida. El Estado judío, por el contrario, preferiría despertarse una mañana y descubrir que todos los palestinos han desaparecido, pues a Israel lo anima una ideología talmúdica racista. Para aquellos que aún no se hayan dado cuenta, el sionismo, que se presentó inicialmente como un proyecto laico, fue en realidad un burdo intento de transformar la Biblia en un registro de propiedad y una tentativa de convertir a Dios en un torvo agente inmobiliario.

Es necesario comprender que el sionismo sigue un modo de funcionamiento completamente diferente al de cualquier Estado colonial y que el paradigma colonial es simplemente incapaz de abordar satisfactoriamente ese aspecto.

Pero aquí viene la buena noticia: curiosamente, han sido los artistas, más que los “intelectuales“, los que han tenido el coraje para alzar su voz. En un determinado momento comenzaron a equiparar las imágenes de Palestina con las del holocausto judío, y fueron los artistas los que tuvieron la valentía de yuxtaponer los niños palestinos con los niños judíos.

Silvia CattoriSí, pero ¿podemos realmente comparar a ambos?

Gilad Atzmon: ¿Por qué no? Estamos comparando dos ideologías, dos preceptos racistas etnocéntricos. Han sido los artistas los que han revelado esa verdad simple y esencial. Han sido los artistas los que han desmantelado el paradigma colonial de un solo y rápido golpe. Al parecer, nuestros artistas están muy por delante de nuestros“intelectuales”.

Silvia CattoriMe gustaría comprender mejor su objeción a quienes consideran que Israel es un Estado colonialista. Ya en los años sesenta Sudáfrica rompió relaciones institucionales con Gran Bretaña y se retiró de la Commonwealth. De manera que ya no había ninguna “madre patria” fuera de Sudáfrica. Y, sin embargo, la población negra luchó contra los “colonos” que habían instaurado el apartheid. En ese sentido, ¿no podríamos considerar que existe una similitud entre la lucha actual de los palestinos por sus derechos contra los colonos judíos que se asentaron en sus tierras, y que esta lucha es en cierto modo una lucha contra el colonialismo? Es cierto que los sudafricanos blancos no han implementado tácticas de asesinato masivo contra los nativos. ¿Será porque se fija usted en este punto que postula usted el carácter singular del proyecto sionista, en lugar de su naturaleza colonial?

Gilad Atzmon: La gran pregunta que trato de plantear aquí es la siguiente: ¿por qué no podemos practicar un pensamiento coherente? Las cuestiones relacionadas con la apropiación del paradigma colonial son, obviamente, sólo un ejemplo. Estamos sujetos a la tiranía letal de lo políticamente correcto.

Tiene usted razón al sugerir que algunos Estados coloniales se alejan de sus respectivas madres patrias. Sin embargo, Israel nunca se ha alejado de su madre patria porque jamás la tuvo. En este sentido, el sionismo nunca fue un proyecto colonial. El paradigma colonial es una falacia.

La gran pregunta que hay que hacerse es esta: ¿Por qué la “izquierda” y los judíos antisionistas se aferran desesperadamente al paradigma colonial? Y esta es mi respuesta:

Es seguro; hace que la crítica al Estado judío parezca legítima.
Transmite la esperanza de una solución: si verdaderamente Israel no es más que un Estado colonial como cualquiera de los otros ejemplos históricos anteriores, con el tiempo acabará asimilándose en la región y se convertirá en un Estado “normal”.

¿Cuál es el problema de este enfoque?, podría usted preguntarme. Bueno, es bastante obvio: todo este discurso es en realidad completamente irrelevante para la enfermedad sionista. Es como tratar a un paciente que tiene cáncer de colon con pastillas para la diarrea, sólo porque los síntomasson un poco similares.

Este es actualmente el desastroso nivel del discurso de nuestra intelectualidad de izquierdas.

Silvia CattoriPero las personas que desde el movimiento de solidaridad denuncian el “colonialismo de Israel”, critican la agenda racista israelí y apoyan el derecho al retorno, ¿no están diciendo exactamente lo mismo que usted?

Gilad Atzmon: Para empezar, formamos parte del mismo movimiento, y creo que nos mueven las mismas intuiciones éticas.

Sin embargo, hay una clara diferencia entre nosotros, porque al emplear el “paradigma colonial” su intención es transmitir la idea de que el proyecto nacional judío es en su totalidad una reminiscencia de la tendencia nacionalista del siglo XIX. Esto significa que, igual que la mayoría del resto de las naciones coloniales europeas, los judíos simplemente estaban celebrando sus “síntomas nacionales“, con la única diferencia de que lo hicieron después que los demás.

El “paradigma colonial” se invoca también para apoyar la idea de que Israel es un Estado apartheid, más o menos como la mayoría de las estructuras coloniales anteriores. Mi enfoque es totalmente diferente, porque yo diría que Israel y el sionismo son un proyecto único en la historia y porque la relación entre Israel y el funcionamiento de los lobbies judíos en Occidente es también algo totalmente único en la historia. Me atrevería incluso a ir más lejos y decir que mientras que los palestinos están de hecho en la vanguardia de una batalla por la humanidad, lo cierto es que todos somos víctimas de la política sionista mundial. Según mi modelo, la contracción del crédito es en realidad un golpe sionista. La guerra de Irak es una guerra sionista. Yo sostendría enérgicamente que el sionismo hace mucho tiempo que se ha desplazado de la narrativa de la “tierra prometida” a la pesadilla del “planeta prometido”. También sostengo que será imposible lograr la paz en el mundo a menos que confrontemos el verdadero significado de la ideología judía contemporánea.

Curiosamente, muchos de los que apoyan con entusiasmo el “paradigma colonial” fueron también muy rápidos en denunciar la obra de John Mearsheimer y Stephen Walt sobre el lobby israelí [Y precisamente para impedirnos hacer eso es para lo que están la “izquierda judía” y la intelectualidad judía.

Silvia CattoriSus puntos de vista están en las antípodas de los de intelectuales como Bernard-Henry Lévy, que apoyan el expansionismo occidental y las políticas israelíes. Para usted el gran peligro es Israel. ¿No le parece que algunos verán en ello un elemento de provocación?

Gilad Atzmon: Provocar no es malo. Hace poco escribí un artículo sobre Bernard-Henry Lévy [Además, creo que cuando la gente ya no tenga suficiente dinero para echarle gasolina al coche –y no digamos cuando ya no le alcance para comprar el pan–, entonces va a empezar a buscar al culpable, y cuando eso suceda el Estado israelí y sus implacables grupos de presión aparecerán en cabeza de lista. Creo que algunas personas ya lo están empezando a ver. El cambio va a ser drástico. Pienso que cualquiera puede leer lo que escribo hoy en día y admitir retrospectivamente que llevo años advirtiendo contra los lobbies judíos.

Silvia Cattori¿Qué diferencia a Gilad Atzmon de aquellos que subrayan su identidad tribal judía proclamando: “Soy un judío antisionista”, “Somos judíos por la paz”, etc.?

Gilad Atzmon: Muy sencillo: para mí la lucha por la paz es una lucha por una causa universal. Para mí, apoyar a los palestinos es una necesidad ética. Y si se trata de una causa universal y de una necesidad ética, no veo ninguna razón para luchar por ella “como judío“, “como varón” o “como artista de jazz“. Cuando me encuentro con esos que se llaman a sí mismos “judíos por la paz” y “judíos por la justicia“, me levanto y digo: “¿Qué quieres decir cuando te llamas a ti mismo ‘judío’? ¿Eres religioso?” Cuando un judío de la Torah [Pero cuando judíos laicos me dicen que trabajan por Palestina en nombre de sus valores judíos, tengo que preguntarles: “¿Cuáles son sus ‘valores seculares judíos’”?He estudiado y examinado cuidadosamente el asunto y, por muy embarazoso que suene, no existe nada que se pueda llamar “sistema judío de valores laicos”.

Los que esgrimen ese tipo de ideas, o bien están mintiendo y engañando a otros, o se están engañando a sí mismos.

Silvia CattoriSi he entendido bien, los que se identifican a sí mismos como “antisionistas judíos” o “judíos por la paz” creen que con eso consiguen que su voz resuene más fuerte que la de otros.

Gilad Atzmon: Sin duda, y esa es una obervación pertinente. Pero con todo, repito, todavía albergo algunas reservas, porque si digo “soy un judío por la paz“, y pienso que eso es suficiente para hacer que mi voz sea más importante que la suya, lo que ello significa realmente es que todavía estoy celebrando conscientemente mi condición de elegido. ¿Y no es ese precisamente el problema que tenemos con el sionismo?

Así pues, fundamentalmente, el antisionismo judío sigue siendo una manifestación más de la supremacía tribal judía. Resulta curioso que activistas por la paz que dicen ser universalistas de izquierdas acaben operando en células de orientación racial.

Silvia Cattori¿Será una manera deliberada de humillar a las personas no judías?

Gilad Atzmon: Es posible, pero no creo que los judíos que sucumben a las políticas tribales judías sean realmente conscientes del efecto que estas tienen sobre los demás.

Silvia CattoriLos israelíes que se definen como ex-israelíes, ex-judíos, son muy raros. ¿Es usted el único?

Gilad Atzmon: Es posible que lo sea. Sin embargo, en realidad yo no hablo como ex-judío, hablo como Gilad Atzmon. Evito las etiquetas colectivas. Cuando usted me lee, está leyendo lo que pienso. Usted ve lo que hay, y o bien está de acuerdo o no lo está. Yo no necesito banderas ni identidades fantasmagóricas para esconderme tras ellas.

Silvia CattoriPocos artistas famosos han tenido el coraje de defender abierta y firmemente a las víctimas de la opresión israelí. Sabemos que generalmente la gente conocida tiene miedo de ser incluida en la lista de “antisemitas”. Roger Waters se ha atrevido a romper el tabú [Gilad Atzmon: Creo que la única manera de liberarnos es empezar a hablar. La única manera de luchar es expresándonos abiertamente. Yo he asumido ese riesgo, y si yo puedo hacerlo creo que todo el mundo puede hacerlo también. He pagado un precio en el sentido de que mi carrera se ha resentido un poco y que gano menos dinero. Pero puedo mirarme a mí mismo con orgullo.

Silvia Cattori¿Qué respuesta tiene para los que afirman que sus posiciones políticas son, por así decirlo, “extremistas “?

Gilad Atzmon: En realidad no sé lo que significa “extremista“. Durante años me he enfrentado a infinidad de intentos por silenciarme, pero todos resultaron contraproducentes porque las medidas represivas tomadas contra mí lo único que consiguieron fue inducir a mucha más gente a leer mis escritos y animar a más personas a pensar por sí mismas. Los sionistas y los judíos antisionistas me han acusado de racista y antisemita pero, para su gran sonrojo, jamás se ha encontrado en mis numerosos escritos ni un solo argumento racista o antisemita. Al contrario, en el centro mismo de mi crítica a la política de identidad judía y a la ideología judía subyace una actitud antirracista. Hace ya diez años que escribo y durante todo este tiempo he mantenido en mi sitio web una nota que dice: “Si encuentra usted en mis escritos algo que sea racista o antisemita, hágamelo saber. Pediré disculpas y lo retiraré inmediatamente“. Jamás nadie me ha hecho la más mínima reclamación.

Como ya dije antes, yo distingo entre judíos (el pueblo), judaísmo (la religión) y judeidad (la ideología). Estoy en contra de la ideología judía, no contra el pueblo judío o el judaísmo. Si esto me convierte en un “extremista“, entonces voy a tener que vivir con ello.

Silvia CattoriSu voz ayuda a las personas a comprender lo que significa verdaderamente Israel. En general, abordar esa cuestión no suele ser fácil. Sin embargo, ¿los periodistas no deberían asumir mayor responsabilidad para exponer los juegos de poder que asolan el Oriente Medio? ¿Cuál ha sido a este respecto la responsabilidad de los medios de comunicación occidentales?

Gilad Atzmon: Voy a ser muy honesto con usted: los medios de comunicación occidentales han fracasado estrepitosamente. Los medios de comunicación occidentales nos ha traicionado. No han conseguido entender que Palestina no está tan lejos de nuestro “paraíso occidental“. Los medios de comunicación no han sido capaces de ver que todos somos palestinos: los palestinos están en la vanguardia de la batalla contra el mal, pero el resto de nosotros estamos librando exactamente el mismo combate, y todos tenemos enfrente al mismo enemigo. Lo que sucedió en Estados Unidos con la crisis crediticia y se convirtió luego en crisis económica es el resultado directo de la política sionista mundial.

Estados Unidos invierte el dinero de sus contribuyentes en mantener al Estado judío y ha lanzado a su pueblo a una guerra para “salvar a Israel“. Como consecuencia de ello todos nosotros estamos inmersos en un desastre financiero y, mientras charlamos ahora mismo, las masas árabes se están alzando: exigen su liberación y el fin inmediato de la dominación sio-política. Lo que se está viendo ahora en Egipto, Libia, Bahrein y Yemen está ocurriendo para prepararnos a todos nosotros, y es posible que pronto veamos suceder lo mismo en Berlín, París, Londres, Madrid, Barcelona y Nueva York, porque todos nos enfrentamos al mismo enemigo.

Silvia CattoriMe pregunto si sus lectores comprenden a qué se refiere cuando habla usted de sionismo y de sionismo mundial.

Gilad Atzmon: Ese es un asunto crucial. Tal vez le resulte difícil de creer, pero ni siquiera los israelíes comprenden lo que significa el sionismo. El sionismo es la creencia de que los judíos (como cualquier otro pueblo) deberían poder celebrar su derecho a una patria nacional, y esta patria es Sión (Palestina). Aunque esa idea parece casi inocente, está enredada con cuestiones éticas muy problemáticas, porque el sionismo se ha transformado en una realidad política en la forma de un Estado judío construido íntegramente a expensas del étnicamente purificado y oprimido pueblo palestino. Por otra parte, a lo largo de los años el Estado judío ha estado utilizando en nuestras capitales occidentales algunos grupos de presión y think tanks muy poderosos, y estos organismos promueven intereses sionistas globales tales como la confrontación permanente con el Islam y con el mundo musulmán.

Aunque el sionismo se presentó inicialmente como una promesa para redimir a todos los judíos de la diáspora mediante la colonización de la llamada “tierra prometida“, en las últimas tres décadas el sionismo ha cambiado sus objetivos en algunos aspectos. En realidad el Estado judío prefiere que algunos judíos de la diáspora permanezcan exactamente donde están para que puedan presionar a sus respectivos gobiernos por el bien de lo que ellos interpretan como intereses judíos.

El papel de lobbies judíos como el AIPACJ-street (EEUU) o los Amigos Conservadores de Israel (Conservative Friends Of Israel, Reino Unido), es mucho más ventajoso para Israel de lo que podría ser cualquier nueva oleada de emigración judía a Palestina. Esta transformación del pensamiento sionista marca un cambio desde lo local a lo global en virtud del cual el sionismo ya no debería ser percibido únicamente como la demanda de un hogar judío en la “tierra prometida“, sino más bien como una operación global en busca de un refugio seguro para los judíos en el contexto del “planeta prometido”.

Los israelíes y sus aliados saben muy bien por qué promueven la islamofobia. Pero, ¿qué es la islamofobia? ¿A qué y a quién sirve? Sirve a los intereses capitalistas siocéntricos. La islamofobia es el verdadero rostro de la Hasbara (propaganda israelí). Su función es garantizar que la “guerra de supervivencia” de Israel sea en realidad la guerra de Occidente.

Esto es obviamente engañoso, y por el bien de los intereses occidentales lo correcto sería darle inmediatamente la espalda a Israel.

Silvia Cattori¿Cuando vio usted surgir la islamofobia y cuál fue la causa?

Gilad Atzmon: Buena pregunta. Históricamente, probablemente surgió por primera vez en los años setenta, poco después de la crisis energética. Creo que en 1973 ya podríamos detectar los primeros signos de la moderna antipatía política e institucional cuando el público occidental comenzó a percatarse del papel estratégico de Oriente Medio. El cambio hacia una “cultura popular antimusulmana” fue acelerado por el éxito de los “Versos Satánicos” de Salman Rushdie, y yo diría que para el 11S del 2001 el público occidental ya estaba listo para un estallido de “furia antimusulmana“. Nunca olvidaré a Ehud Barak, a quien entrevistaron ese día, excretando bilis y acusaciones islamófobas en todos los medios de comunicación occidentales. Para los agitadores de la Hasbara israelí el 11S constituyó la prueba del “ethos común” compartido por Israel y los goyim (no judíos) occidentales.

Me gustaría profundizar más en su pregunta sobre la islamofobia. Me di cuenta hace algún tiempo de que el grado de aceptación general de ciertas minorías siempre se puede medir tomando como referencia la popularidad o impopularidad de sus “auto-odiadores” (“Self-haters”) [Silvia CattoriLo que fascina de usted es su libertad de expresión. Usted no soporta las verdades a medias, ¿no es cierto?

Gilad Atzmon: Me parece una buena manera de decirlo. He desarrollado una seria alergia a las mentiras y a los relatos engañosos. Como ya dije antes, no pretendo estar en posesión de la verdad; sin embargo, soy bastante bueno detectando bulos, engañifas y maniobras de distracción. En mi condición de filósofo soy también bueno para formular preguntas y deconstruir incoherencias. Me dejan atónito los activistas a nuestro alrededor que piensan que podemos derrotar al sionismo esbozando algunos relatos fantásticos de resistencia. Creo honestamente que la búsqueda de la verdad y la apertura total prevalecerán. Si quiere entender la creciente popularidad de mis escritos, yo creo que se trata de eso: en lugar de jugar juegos políticos lo que realmente intento es llegar al fondo de las cosas. Trato de entender qué es lo que impulsa y alimenta al sionismo, a Israel, al lobby judío, a las guerras expansionistas neoconservadoras e incluso al antisionismo judío.

Y supongo que a estas alturas ya habrá notado usted que identifico la ideología judía –no a los judíos ni al judaísmo– como el núcleo central de estos preceptos y puntos de vista políticos.

Silvia CattoriGracias.

Silvia Cattori


[1] Gilad Atzmon nació en Israel en 1963. Actualmente vive en Londres. Su página web es: http://www.gilad.co.uk/

[2] En Francia se observa el mismo fenómeno. Desde el 2004, responsables de la Unión Judía por la Paz en particular acusan de antisemitismo y de negación del Holocausto a cualquier persona que facilite una plataforma de expresión al escritor israelí Israel Shamir, al tiempo que intervienen activamente para que se censuren sus escritos, repletos de verdades inquietantes.

[3] Véase « Ce que j’ai dit à Stuttgart » (“Lo que dije en Stuttgart”), por Gilad Atzmon, palestine.net información, 22 de febrero 2011 (Texto original en inglés en: http://www.gilad.co.uk/writings/truth-in-stuttgart-1.html ).

[4] El Motín del té de Boston (Boston Tea Party) es el nombre que recibe la revuelta política contra el Parlamento británico que tuvo lugar en Boston en 1773. La Ley del Té (Tea Act) promulgada por el gobierno británico autorizaba a la British East India Company a vender té a las colonias sin pagar impuestos, lo que desató la cólera de los colonos estadounidenses. Los bostonianos abordaron los barcos anclados en el puerto y arrojaron al mar las cajas de té que almacenaban. Esta revuelta de gran contenido simbólico fue el preludio de la Guerra de la Independencia.

[5] Autores del libro “The Israel Lobby and U.S. Foreign Policy” (2007), estudio académico sobre la influencia de los lobbies sionistas sobre la política exterior estadounidense. La tesis central del libro, que desató ampollas y acusaciones de antisemitismo contra sus autores, es que los grupos de presión sionistas determinan la política exterior estadounidense de forma perjudicial tanto para los intereses estratégicos estadounidenses como, a la larga, de los intereses israelíes.

[6] Véase « Bernard-Henri Lévy, el filósofo francés. Deconstruyendo a un fantasma » , por Gilad Atzmon, 10.02.2011.

[7] Gilad Atzmon alude aquí a una encendida disputa académica acaecida entre el publicista sionista Alan Dershowitz y el intelectual antisionista Norman Finkelstein con motivo de la publicación por parte del primero de la obra “The Case for Israel”, una defensa apologética de Israel. Finkelstein tachó la obra de “colección de embustes, falsificaciones, plagios y estupideces” y denunció que parte de su contenido había sido plagiado de la obra “From Time Inmemorial”, de Joan Peters. Posteriormente, Finkelstein profundizó y amplió su crítica en el libro “Beyond Chutzpah” (2005). La disputa acabó salpicando a las autoridades académicas, concretamente a la dirección de la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard, cuyo decano sentenció que, pese a las evidencias aportadas por Finkelstein, Dershowitz no había cometido plagio. En el curso de la disputa Dershowitz envió cartas a la University California Press para que no publicara la obra de Finkelstein y solicitó al gobernador de California Arnold Schwarzenegger que interviniera para impedir la publicación de “Beyond Chutzpah”. El gobernador se negó apelando al principio de la libertad académica. Dershowitz contraatacó publicando “The Case for Peace”, en donde argumentó que todo se trataba de una conspiración contra él y otros intelectuales sionistas auspiciada por Finkelstein, Chomsky y Alexander Cockburn.

Se puede ver un debate cara a cara entre Dershowitz y Finkelstein en la siguiente dirección: http://www.youtube.com/watch?v=i-ndY4Rilyg

[8] Judío de la Torah (Torah Jew): Judío religioso opuesto al sionismo.

[9] Véase: “Roger Waters, homme et artiste d’exception“, por Silvia Cattori,silviacattori.net, 26 de julio de 2010.

[10] El término “Self-hating Jew” (judío que se odia a sí mismo) ha sido y es ampliamente utilizado para estigmatizar a los judíos contrarios a las políticas israelíes. Encierra una connotación negativa que sugiere incluso la existencia de inclinaciones “antisemitas” en las personas contra las que se emplea.


abr 19, 2012 - DENUNCIA    Sin Comentarios

La cara oculta de la “amnistía fiscal” ¿Cuánto somos capaces de prostituirnos para intentar salir adelante?

La cara oculta de la “amnistía fiscal”

17 abril 2012 | Categorías: Justicia Fiscal GlobalPortada | |

Agustín G. Turiel Martínez – ATTAC Castilla y León

Dos semanas después de la aprobación del Real Decreto Ley 12/2012 (más de una docena de Decretos Leyes en apenas un trimestre, buena demostración de lo que es una “democracia parlamentaria”)  en cuya Disposición Adicional Primera, se contiene lo que se ha dado en llamar “amnistía fiscal”, poco se puede decir ya de los principios de Justicia y Equidad contra los que atenta dicha “amnistía fiscal”, entre otras cosas porque ya se ha dicho de todo (y con razón).

El objeto de este análisis no es, por tanto, reiterar esos argumentos, que doy por sabidos y aceptados, sino explicar otros aspectos, más desconocidos, por su dificultad técnica, pero que conviene sacar a la luz.

 ¿De qué estamos hablando?

Legalmente la tal “amnistía fiscal” no es una amnistía sino el establecimiento de una  “declaracióntributaria especial”. No es lo importante la cuestión terminológica sino las consecuencias del proceso elegido para llevar a cabo la “amnistía fiscal”.

No estamos ante un impuesto especial (barato) como muchos creen, ni tampoco ante un modelo similar al de pasadas amnistías (que luego comentaremos), pero sí estamos ante un subterfugio legal, porque, probablemente, con la legislación española y comunitaria en la mano, no se podía hacer de otra forma.

Si ahondáramos en esa línea (en este trabajo no lo voy a hacer) podríamos, en manos de hábiles juristas, llegar a defender que la legislación no sólo no permite hacer lo que se ha hecho de esta forma, sino que no permite hacerlo de ninguna de las formas, y que lo que se ha producido en este caso es un auténtico fraude de ley, puerta que dejo abierta para otros estudios, que también deberían abordar la legalidad de la medida, si se considera un nuevo impuesto, establecida en un Decreto-Ley, un instrumento normativo constitucionalmente muy restringido

Al tratarse de una “declaración tributaria” especial, pero, en el fondo, una más, hay que asociarla a algún concepto tributario existente, es decir, a algún impuesto. Eso es lo que se hace en la citada disposición adicional primera, en su apartado 1: se asocia a tres impuestos:  Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, Impuesto sobre Sociedades e Impuesto sobre la Renta de no Residentes .

Llamo la atención sobre este último impuesto (el I.R.N.R.) muy desconocido para la mayoría de los ciudadanos pero que podría jugar un papel crucial en el desarrollo de la historia de este desatino.

Como todo el mundo sabe, el Sistema Tributario no consiste sólo en el I.R.P.F., el Impuesto sobre Sociedades y el I.R.N.R. Falta, a grandes rasgos, toda la imposición indirecta (especialmente el I.V.A.), que no se menciona ni se puede mencionar.

Esta omisión puede tener también  trascendencia a la hora de la toma de decisiones del defraudador que  determinará el éxito o el fracaso económico (el moral ya sabemos que es un fracaso) del proyecto.

Dicho esto, en el fondo, la “amnistía fiscal” consiste, en lenguaje llano, en una declaración adicional al I.R.P.F. o Impuesto sobre Sociedades, que podríamos considerar como una “hojilla” que determinados contribuyentes añadirán (licencia romántica anterior a la presentación telemática) al cuadernillo de su declaración (en realidad el plazo es distinto, hasta el 30 de noviembre de 2.012), donde, previsiblemente, relacionarán una serie de bienes que tenían ocultos al fisco, los valorarán y en la casilla “a ingresar” calcularán el 10% de esa valoración para su ingreso en la Hacienda Pública. Un mecanismo simple, sencillo y para toda la familia.

Lo que sucede a partir de ahí, nos lo cuenta el apartado 3 de esa disposición adicional primera, con el tradicional fárrago jurídico que marea y despista al profano en la materia:

El importe declarado por el contribuyente tendrá la consideración de renta declarada a los efectos previstos en el artículo 39 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio, y en el artículo 134 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo”.

Esto, en “román paladino” quiere decir que esos bienes y derechos declarados, circulan, a partir de ese momento “con papeles”, con “carta legal” que acredita que son tan limpios como nuestras nóminas o saldos en cuentas corrientes:  se considera que su origen es  legal y que, por lo tanto, no están sujetos a exigencias tributarias distintas de las de los demás bienes obtenidos de forma legal (tributarán los intereses que produzcan, las ventas que a partir de ese momento se realicen…) .

Con esto se ve que el término “amnistía fiscal” es incorrecto: de lo que estamos hablando es de “lavado o blanqueo de capitales” denominación que deberíamos usar a partir de ahora, pero que, por desconocimiento, ha permanecido olvidada.

Varios tipos de fraude.

Echemos un ojo ahora a la tipología del fraude o, mejor dicho, al proceso de obtención de rentas no declaradas al fisco y su destino. La mayoría de los contribuyentes que defraudan (que, a lo mejor, son la mayoría de los contribuyentes) obtienen un “dinero negro” que es el beneficio del intercambio de bienes y servicios que no se ha declarado.

Aunque tradicionalmente tenemos el mecanismo defraudatorio asociado al profesional que no hace factura ni declara las, por ejemplo, consultas a pacientes que realiza, al fontanero que arregla avería en los domicilios y cobra en efectivo y sin factura o al promotor que vende los pisos por encima del valor escriturado, lo cierto es que este esquema es idéntico en el trabajador que cobra unas cantidades por horas extraordinarias fuera de nómina y de cotización a la Seguridad Social, o al consejero de una entidad con cuenta en paraíso fiscal en la que la entidad ingresa una cantidad para su jubilación, o al del político que, en la cuenta numerada consecutiva a la del caso anterior, otras personas ingresan una comisión por diversas gestiones.

En todos estos casos repito, el mecanismo es el mismo, pero, en todos estos casos, el lector habrá sido capaz de identificar un factor diferenciador: la cuantía del “dinero negro”.

En la mayoría de los casos, especialmente en el fraude a pequeña escala (que igualmente hay que perseguir) el dinero negro que se obtiene inmediatamente se gasta en comida, ropa, zapatillas para el hijo… de forma que al final no queda nada: la renta obtenida que no se ha declarada se pierde en el consumo y no queda “cristalizada” en ahorro.

Sin embargo en alguno de los casos que he descrito la renta no declarada, bien porque excede del consumo de la unidad familiar del que la genera, bien porque la unidad consume renta de otras fuentes, se ahorra, acumulándose en forma de dinero, bienes o derechos que permanecen ocultos en cuanto que son la materialización de una renta previamente no declarada.

Ni que decir tiene que este segundo caso (ahorro de “dinero negro”) sólo se produce en el gran defraudador (el otro bastante tiene con sobrevivir con la renta, declarada o no, que obtiene).

También es evidente, con lo que ya sabemos, que la “amnistía fiscal” propuesta por el Gobierno, sólo afecta a este segundo caso, porque persigue regularizar el patrimonio oculto, no la renta obtenida en su día no declarada. Salvando las distancias la medida es equivalente a indultar y poner en libertad a los asesinos y mantener en prisión a los rateros.

Es indignante pensar que es una “amnistía fiscal” orientada exclusivamente dirigida al gran defraudador, el que ha defraudado en cantidades superiores a las que podía consumir, pero es, en cierta medida, reconfortante saber que, por lo menos, no se extiende a todos los defraudadores y que, al regularizar bienes y derechos ocultos pero no rentas ocultas, la Inspección podría, pese a todo, descubrir esas rentas y hacerlas tributar como corresponde, sobretodo en lo que se refiere a la imposición indirecta (y, en mi opinión también en la directa, pero explicar esto excede de la intención de este artículo).

Virgencita, Virgencita…

La presente “regularización fiscal” no es la única que ha habido en este país en el periodo de la democracia.

Con anterioridad ya se aplicaron medidas similares y, en el futuro se harán más. Esa es precisamente una de las críticas más sólidas que se pueden hacer a la medida: el desprestigio y falta de credibilidad con la que salpica al Estado y a las Instituciones.

De la misma forma que el marido infiel que siempre pide perdón diciendo que “esta es la última vez” acaba por no ser creído  y tras media docena de infidelidades es puesto de patitas en la calle, a la puerta de su domicilio conyugal, aquí la consecuencia, “las patitas en la calle” es la degradación de un Sistema Tributario, ya que sólo es cuestión de tiempo esperar al momento en que se abra legalmente un hueco para saltárselo; es la consagración del “todo vale” que somete a las leyes (las tributarias lo son) a la conveniencia del momento, y cuyo primer efecto(lo veremos en breve) será la absolución de muchos defraudadores delincuentes porque, visto lo visto, el juez no se creerá que la legislación tributaria sea seria y que, en consecuencia, sea delito saltársela a la torera.

Como consuelo de tontos hay que decir que esta regularización es bastante mejor que las anteriores.

La de 1.991, por ejemplo, estaba basada en la suscripción de Deuda Pública Especial, cuyo mecanismo brevemente explicado es el siguiente: el defraudador (con dinero propio o prestado) compraba Deuda del Estado, “especial” en cuanto que tenía unos plazos de amortización más elevados y unos tipos de interés más bajos (es decir que sería una mala alternativa de inversión para sujetos “normales”) pero que permitía que si, posteriormente, el contribuyente sufría una inspección que descubriera impuestos dejados de pagar, en lugar de hacer frente a ellos, podía oponer la excepción de esta Deuda Pública, dejando sin efecto ese pago, porque ya había suscrito Deuda Pública Especial, al menos en esa cuantía.

Esta deuda se convertía en un “escudo antisocial” que evitaba que el defraudador pagara lo que debía porque ya nos lo había prestado en forma de deuda.

Era además de carácter preventivo porque primero se “vendió” por la Administración, amenazando con inspecciones masivas para que cada defraudador comprase, en función del miedo, la cantidad de Deuda Pública Especial, de  “tela impermeable” en función del paraguas que creía que le podría hacer falta ante una inspección futura.

Era, por último, absolutamente frustrante, por parte de la Inspección de Hacienda, ver desbaratados todos los esfuerzos en la lucha contra el fraude  por la presentación por el defraudador del salvoconducto de la Deuda Pública Especial, un dinero que ni siquiera había sido entregado al Estado, sino simplemente prestado (y por el que, aunque poco, había que pagar intereses).

Ese modelo era, evidentemente, aún más ominoso, y hoy, creo, sería motivo de expediente por la Unión Europea, pero fue el empleado entonces. Teniendo en cuenta quién gobernaba en 1.991, y que, recientemente, un medio de comunicación como El País sigue en sus editoriales apostando por ello, es probable que este tipo de regularización fuera la alternativa del PSOE. En definitiva, el eterno debate entre lo malo y lo peor.

Más allá de la amnistía

Lo más sorprendente, a mi juicio, de la medida de “amnistía fiscal” fue la cuantificación  de sus efectos económicos que se hizo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros: 2.500 millones (lo que supone aflorar 25.000 millones).

Puede parecer una cantidad elevada (y lo es) pero no es una cantidad tan elevada que compense la vergüenza e ignominia a que se somete un Gobierno, ni es una cantidad que no se pueda obtener de otra forma, que pase más desapercibida: por ejemplo, la gasolina a dos euros proveería a las arcas de la Hacienda Pública más de esa cantidad, la supresión de la deducción por adquisición de vivienda (la única promesa cumplida por el Partido Popular entre miles de puñaladas traperas) también, la aproximación en un par de puntos más de la base liquidable del ahorro a la base liquidable general también, la supresión de los 1.500 euros de exención de dividendos ocasionaría un  ingreso de otro tanto, la subida de medio punto en la cuantificación de la imputación de rentas en viviendas vacías…

Sin olvidar, por supuesto, que prácticamente cualquier plan especial encargado a la Agencia Tributaria podría adicionar esa cuantía.

La razón tenía que ser otra para arrastrarse por el fango buscando un dinero, por otras vías, asequible sin mancharse los zapatos. Y cada vez parece más claro que de lo que se trata no es de aumentar los ingresos fiscales sino de que se repatríen y afloren capitales y que se inyecten en el sistema financiero.

Se está pensando en aquél que tiene dinero negro guardado en su caja fuerte o en la caja de seguridad de un banco, o en una cuenta en el extranjero (posiblemente en un paraíso fiscal) por un lado y, por el otro, en su propio negocio, en su actividad, está precisando de financiación, que no obtiene porque el crédito está bloqueado.

Se ve en la absoluta frustración de saber que tiene un dinero que podría inyectar en su actividad pero que, como está oculto no lo puede hacer (sería inmediatamente detectado) y por otro lado tiene  la negativa de las entidades de crédito a financiar su negocio pues bastante tienen en este momento las entidades bancarias con financiarse a sí mismas y especular con la Deuda Pública.

Para solucionar esta diatriba acude la presente “amnistía fiscal”, permitiendo al precio de un 10% anticipado en un único pago, aportar al circuito financiero de la economía esas cantidades, un tipo muy interesante porque, al pagarse una sola vez, a diferencia de los intereses de los préstamos, es, además un buen negocio.

Si esto se produce así el éxito económico, a cambio, insisto, de la prostitución moral parece asegurado. Pero, para que esto sea así, se necesitan una serie de condiciones que ya veremos si se cumplen y que, a la postre, serán las determinantes del éxito del proyecto.

Inicialmente hay que advertir, porque es desconocido para la mayoría de los ciudadanos, que “amnistías fiscales” como la que se ha aprobado, se producen “ex lege” todos los días, mediante el mecanismo de la prescripción.

El artículo 66 de la Ley General Tributaria establece que prescribirá a los cuatro años el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación. Esto quiere decir que si llegamos tarde (cuatro años desde el fin del plazo de declaración del tributo que estemos comprobando) ya no podemos comprobar ni regularizar, ni exigir impuesto alguno al defraudador.

Por lo tanto, el defraudador podría aflorar esos patrimonios sin coste alguno con tal de que sea capaz de probar que proceden de renta obtenida en periodos prescritos.

A este respecto, por ejemplo, el artículo 39 de la Ley del IRPF (Ley  35/2.006) es tajante cuando afirma que “Tendrán la consideración de ganancias de patrimonio no justificadas los bienes o derechos cuya tenencia, declaración o adquisición no se corresponda con la renta o el patrimonio declarados por el contribuyente, así como la inclusión de deudas inexistentes en cualquier declaración por este impuesto o por el Impuesto sobre el Patrimonio, o su registro en los libros o registros oficiales.

Las ganancias patrimoniales no justificadas se integrarán en la base liquidable general del periodo impositivo respecto del que se descubran, salvo que el contribuyente pruebe suficientemente que ha sido titular de los bienes o derechos correspondientes desde una fecha anterior a la del período de prescripción”.  Idéntica previsión aparece en la Ley del Impuesto sobre Sociedades.

Esto quiere decir que si aparece, a la vista de la Inspección, un patrimonio oculto, la Ley obliga a integrarlo como renta del periodo en que se descubre, pero permite al contribuyente deshacer esa obligación si prueba “suficientemente” su titularidad en periodos prescritos. En este caso el patrimonio aflorado no tributa pese a ser descubierto.

Esta es la situación general de los patrimonios ocultos en la legislación tributaria española desde tiempo inmemorial, que siendo tan generosa, pone de manifiesto que la “amnistía fiscal” no se dirige a esos patrimonios, sino a aquellos adquiridos en periodos todavía sin prescribir o a aquellos otros, los más, de origen tan turbulento o de titularidad tan discutible que es imposible probar la pertenencia en periodos prescritos.

La titularidad es extraordinariamente difícil de probar en el caso de dinero en efectivo (en cajas fuertes o de seguridad) pues el dinero, además de no tener patria, tampoco tiene dueño (aunque, a su vez,  sí es dueño de las personas), por lo que en estos casos el mecanismo habitual del artículo 39 de la Ley del IRPF no funciona.

Es en ese escenario y para esos activos, los no prescritos, los de origen turbulento, y sobre los que no se puede probar la titularidad, para los que se crea la medida, cuyo éxito económico o no  dependerá de:

En primer lugar, el defraudador quiere tener la seguridad de que el 10% es el único coste que va a asumir. Esto, como hemos visto, no está asegurado, pues se trata de una regularización de patrimonio, no de rentas y podría pasar que si el origen del mismo corresponde a un periodo no prescrito se exigieran impuestos adicionales: por ejemplo, la venta, por un promotor, de un inmueble en 2.010 que se declaró por 3 y se vendió por 5 millones de euros, generando dos millones de euros “en negro” que ahora se afloran, permitiría, indagando su origen, liquidar el IVA correspondiente a la transmisión que tampoco se ha declarado.

En segundo lugar el defraudador quiere informar lo menos posible del origen y titularidad de esos fondos, porque sabe que cuánto más se sepa de cómo consiguió ese patrimonio, más fácil es que pueda ser investigado, incluso en un orden que no sea el tributario: favores políticos, actividades ilícitas, fondos desviados de las empresas sin conocimiento de los accionistas… Respecto de la titularidad sucede otro tanto, especialmente con efectivo, que es prácticamente indemostrable.

En tercer lugar, el defraudador aflorará el patrimonio oculto únicamente por razones económicas, en absoluto por quitarse de su conciencia el peso de un “pecado fiscal”, ni por miedo, pues percibe la comprobación fiscal de esos activos como algo inalcanzable, sobretodo si están a buen recaudo en cuentas en paraísos fiscales.

Y para que eso se produzca tiene que haber razones tales como la necesidad de contar con financiación para sus actividades o la oportunidad de inversión en algún otro negocio.

Descartada esta última opción debido al momento de crisis que atravesamos sólo queda como motivo el primero: la necesidad de financiación, pero no la de los demás, o la de la economía en general, sino la de la propia actividad del defraudador, algo que, a la hora de poner cifras, no se puede estimar con mucha certeza.

Finalmente hay que tener en cuenta que el defraudador está aconsejado, asesorado. Hará lo que su asesor le diga. A día de hoy los asesores están divididos a la vista de los problemas que he enunciado en los párrafos anteriores y que los tienen en vilo.

Estos problemas se aclararán, en cuanto se dé cumplimiento a lo previsto en el apartado 5 de la disposición adicional primera del Real Decreto Ley 12/2.012, cuando se dice que “El Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas aprobará el modelo de declaración, lugar de presentación e ingreso de la misma, así como cuantas otras medidas sean necesarias para el cumplimiento de esta disposición”. Será el modelo el que nos dé las pistas y consume o no la infamia, en pro del beneficio económico.

Si el modelo es “laso” y se reduce simplemente a exigir una relación de bienes (entre ellos el efectivo) en las que el firmante indica que son de su titularidad sin acreditación adicional alguna, entonces el incentivo a la regularización es mayor.

Si, por el contrario se exigen pruebas de titularidad “de tales bienes o derechos con anterioridad a la finalización del último período impositivo cuyo plazo de declaración hubiera finalizado antes de la entrada en vigor de esta disposición” como dice la norma, entonces, en muchos casos por imposibilidad (efectivo) y en otras por miedo (si corresponde a periodos no prescritos, por la contingencia del Impuesto Indirecto que queda al descubierto) la amnistía no surtirá los efectos económicos esperados.

La lavadora universal

La inclusión del Impuesto sobre la Renta de No Residentes, abre una interesante derivada, porque permite acogerse a la amnistía a todos los contribuyentes del mundo mundial que sean capaces de acercarse hasta nuestra soberanía fiscal y declarar que determinados patrimonios de los que son titulares se obtuvieron a través de rentas producidos en territorio español. El ejemplo más exagerado que se me ocurre (pero que da la pista de lo que puede acabar pasando) es que un traficante de armas residente en Arabia Saudí declare que es titular de cien millones de euros que encontró en una bolsa de la basura en la Puerta del Sol en noviembre de 2.010; paga el 10% y a continuación, como patrimonio ya aflorado y aplicando el Convenio de Doble Imposición con Estados Unidos envía a ese país los noventa millones de euros restantes, para la compra de un rancho en Texas.

Casos tan descarados no encontraremos, pero es indudable que asistiremos a intentos de blanqueo de capitales internacionales con fórmulas más o menos alambicadas, montadas a partir de operaciones que se realizaron en su día y que se aprovechan hoy para la regularización. El hecho de que la norma exija la titularidad antes del fin del último periodo cuyo plazo de declaración ha vencido (que para IRPF supone ser titular de estos patrimonios antes del 31 de diciembre de 2.010), no evita que determinadas operaciones realizadas entonces se exageren o se usen como pretexto del origen del patrimonio oculto. Si, como se ha dicho, el modelo de declaración es lo suficientemente permisivo para que baste como acreditación de titularidad la simple firma del declarante, por ejemplo en caso de dinero en efectivo, entonces nada evitará que cualquier “ciudadano del mundo” se acerque a nuestra administración fiscal, presente la declaración especial como no residente, afirme la titularidad de la cantidad de efectivo que desee, pague el 10% y, a continuación, repatríe ese capital aflorado a dónde estime conveniente, aprovechando la red de convenios y sin que la Administración Fiscal que los recibe pueda objetar nada al respecto.

De esta forma nos habremos convertido en la “lavadora de dinero negro universal”, a cambio de una comisión del 10%, que será el grado de participación de nuestro Estado en los beneficios del crimen organizado internacional. Ésta pudo ser la clave del éxito (económico) de la regularización fiscal italiana, y podríamos seguir sus pasos.

Se admiten apuestas

He tratado hasta aquí de enfocar la cuestión de la “amnistía fiscal” desde una óptica distinta a la que generalmente se aborda (desde una perspectiva ética, en un plano de indignación) con el fin de darnos cuenta de que existen razones profundas para su crítica también desde el plano de la técnica tributaria.

En el fondo, en esta cuestión, como en otras, se trata del difícil equilibrio entre coste y beneficio, sobretodo cuando el coste es moral y el beneficio es económico: ¿cuánto somos capaces de prostituirnos para intentar salir adelante?

Y luego, está claro, acertar… Después de degradarnos éticamente, de perder nuestra dignidad con una amnistía fiscal como la propuesta… ¿si al final nos quedamos como estamos, sin honra y sin barcos?… ¡Se admiten apuestas!

Miembro de la Comisión de Justicia Fiscal Global de ATTAC España. Inspector de Hacienda del Estado.

(Fotografía cortesía de taxbrakets.org, bajo licencia Creative Commons)

ATTAC España no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.


abr 19, 2012 - ECONOMÍA, OPINION    Sin Comentarios

La realidad sobre YPF

La realidad sobre YPF

by 

El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner decidió este lunes expropiar el 51% de las participaciones de la petrolera de origen argentino YPF, y desde que se filtraran hace una semana datos sobre la posible operación, hemos asistido a una enumeración de todos los tópicos de la derecha neoliberal, a través de artículos de prensa, contertulios asalariados y políticos de esos que hacen ruedas de prensa sin admitir preguntas.

En los mismos, los ponentes de turno expresaban su inquietud ante la posible nacionalización de la petrolera, argumentando que con esta operación, España perdería uno de sus activos económicos más importantes, o que la posible privatización era un ataque a los intereses económicos de España. Todas estas teorías no resisten un mínimo análisis serio, y por ello, intentaré de forma somera limitarme a aquellas más repetidas.

En primer lugar, resulta cuanto menos sonrojante escuchar al ministro Jose Manuel Soria esgrimir que la expropiación de YPF “es una decisión contra los intereses de España y de los españoles, no sólo contra una empresa”. En el país de los 5 millones de parados resulta difícil imaginar que una decisión así pueda perjudicar a los “pequeños y medianos inversores” (los pocos que se mantengan). Aun así, sería conveniente preguntarle al señor Soria, cuál es el porcentaje del total de acciones que está en posesión de esos pequeños y medianos inversores. ¿Por qué no nos explica quién posee el mayor porcentaje del accionariado de nuestra joya petrolera?

Y es que es La Caixa quién posee el 12,83 % de las acciones de Repsol. Tras ella, otras entidades bancarias como  BNP Paribas o BBVA, hasta la constructora Sacyr Vallhermoso o empresas con capital extranjero como PEMEX y BlackRock, acumulan más de la mitad del accionariado de Repsol. Tal y como afirma Pedro Ramiro del Observatorio de Multinacionales en América Latina, “en el caso de Repsol (…) más de la mitad de sus acciones está en manos de personas y entidades radicadas fuera de España”.

Por tanto, ciudadanos españoles, pueden ustedes respirar tranquilos.

Otro de las ideas lanzadas por los teóricos del €uro, es aquella basada en la supuesta bondad de la empresa española Repsol, la cual, según las teorías de los que escriben comentan y dan discursos, sería una variedad de ONG que tiene como fin acudir a países en vías de desarrollo para arrimar el hombro en la extracción de sus recursos naturales, sin obtener beneficio económico alguno a cambio, claro. Tan sólo basta con informarse mínimamente sobre las actividades de la multinacional Repsol, ya no en Argentina, sino en todo el continente americano, para obtener multitud de datos contrastados y contrastables que nos permitirán observar que su labor ha sido más cercana al pillaje y al expolio, en definitiva, a la más burda piratería, que a cualquier otra actividad.

Sirva de muestra este botón: Perú. El lector interesado podrá si así lo desea investigar más sobre la labor de Repsol en todo el mundo

A su vez, merece la pena prestar atención a los contextos en los cuales la petrolera ha obtenido sus concesiones en estos territorios de manos de mandatarios como el ex presidente boliviano Gonzalo Sánchez de Losada, o el abyecto  Alberto Fujimori en Perú.

El camino de Latinoamérica pasa por recuperar la soberanía sobre sus recursos naturales, y a nadie debería extrañarle que la presidenta argentina quiera enmendar una privatización inapropiada y a precio de saldo, como la que se llevó a cabo a manos del ex presidente argentino Carlos Menem.

Volviendo al argumentario de los políticos, escritores y contertulios del pr€stigio, resulta de nuevo reseñable que, los mismos que defendían la propiedad española sobre las monedas de oro y plata encontradas por el Odyssey, procedentes de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes (cuyo país de procedencia era, por cierto, Perú), no tengan en cuenta este mismo criterio cuando hablamos del tesoro del crudo. ¿Doble vara de medir? Es probable.

El mundo se ha vuelto loco y los atisbos de lucidez que salven a este enfermo sólo pueden venir de Latinoamérica. Como anteriormente dije, su progreso económico dependerá, en gran medida, de su capacidad para superar los lastres del colonialismo y neocolonialismo, recuperando la soberanía sobre sus propios recursos naturales. Mientras tanto, en una Europa en caída libre, en España seguiremos conviviendo con los patriotas del dinero, los nacionalistas de las divisas, aquellos que condenan la expropiación de una empresa privada a manos de un gobierno soberano, pero que privatizan a precio de saldo empresas públicas que en nuestro país, a día de hoy, siguen obteniendo beneficios.

¿Por qué tanto interés en proteger a Repsol? ¿Quieren ustedes proteger los intereses de España? ¿Por qué se empeñan entonces en desmantelar la educación y la sanidad pública? ¿Por qué el PSOE no protegió Loterías y Apuestas del Estado cuando la misma proporcionaba beneficios?

¿Por qué el señor Soria no protege el Canal de Isabel II en Madrid de los deseos mercantilistas de su camarada de partido Esperanza Aguirre?

La respuesta es simple, vosotros no sois patriotas.

Vuestra nación es el Capital, vuestro única bandera es el sucio dinero.

sabidondo en http://elsabernatural.net/2012/04/17/la-realidad-sobre-ypf/
Páginas:12345»