jun 20, 2012 - BANCA, DENUNCIA, ECONOMÍA    Sin Comentarios

MÁS LIQUIDACIÓN Y MENOS RESCATE

MÁS LIQUIDACIÓN Y MENOS RESCATE

Publicado y escrito por JAVIER BIOSCA AZCOITI
Sin ser un experto en economía, y con los ojos de un simple ciudadano, veo como la confusión y la mentira nos gobierna.
De afirmar rotundamente que no habría rescate y que ni siquiera se pediría, a declarar con toda la cara del mundo, que no solo hay rescate, sino que hemos presionado para ello.
Claro está, siempre tratado con los constantes eufemismos de los políticos ya que existen palabras tabú que los ciudadanos, como si de un rebaño se tratase, no deben escuchar; estas son recortes (ajustes), rescate (capitalización/préstamo/ayuda)….

Así hablaba Rajoy unos días antes de la intervención: “ni nadie ha planteado un recate en España, ni nadie va a plantear un rescate de España, ni está en la agenda de nadie.” O el ministro de economía Luis de Guindos: “nadie ha hablado en absoluto de acudir al fondo de rescate.”

De repente el sábado pasado nos entermos, a través de una agencia de noticias, que puede que haya rescate. Una vez confirmado, Luis de Guindos dice a todos los españoles “esto no tiene absolutamente nada que ver con un recate en absoluto, es apoyo financiero.” o Rajoy “es una línea de crrédito que irá dirigida a nuestro sistema financiero, y no tiene condicionalidad ni afectará al déficit.”
Como si los tontos de los españoles no supiesemos que ese préstamo tendrá entre un 3% y un 4% de intereses. ¿A quién quieren engañar?
Pero eso no es todo, después del rescate sale nuestro presidente, y como si de un logro se tratase, dice: “el que he presionado he sido yo”.
Claro que después, todas las portadas internacionales y el propio presidente de la comisión europea, Jose Manuel Barroso, desmienten a nuestro presidente; “yo presioné a Rajoy para que pidiera el rescate”.

El tema es que tenemos un préstamo de hasta 100.000 millones de euros con las condiciones que ello acarrea. ¿Dónde se destinará ese dinero y por qué unos se empeñan en que sea algo terrible y otros lo ven como un logro del gobierno?

El préstamo irá directamente al FROB que lo repartirá a los distintos bancos españoles para que estos tapen sus enormes agujeros y se lo puedan prestar al resto de españoles a un interés notablemente superior del que lo recibieron.
Pero el préstamo estará sujeto a unas condiciones que, si se incumplen, España dejaría de recibir el dinero.
Estas condiciones “serán vigiladas de cerca” por la troika (FMI, BCE y Comisión Europea) y la principal es que se reestructure el sistema financiero español.
Esta reestructuración es totalmente necesaria, pero miedo me da una reestructuración dirigida por los defensores a ultranza del liberalismo, el mismo que nos ha traido hasta aquí.


Curiosa y desinformativa portada del diario La Razón en el que se afirma que no hay rescate. “El gobierno logra un préstamo de hasta 100.000 millones para la banca SIN CONDICIONES”

En este punto me pregunto por qué la reestructuración se basa en el rescate de bancos privados que no valen absolutamente nada y no en la liquidación de los mismos;

una solución, que bien ejecutada, no perjudicaría aquellos ciudadanos con dinero en estos bancos, que sería más económica que el rescate total de un banco cuyo valor es nulo, y que no permitiría al empresario privado dueño del banco seguir ganando dinero gracias a las ayudas públicas, aunque su gestión haya sido lamentable.
Partiendo que los bancos tienen dinero de los ciudadanos y que este debe ser objeto de extrema precaución, son entidades privadas que deben asumir riesgos y consecuencias al igual que hacen el resto de empresatios privados.
No puede ser que cuando las cosas van bien ellos sean los primeros en enriquecerse, pero cuando van mal sean los primeros en ser rescatados con dinero público.


¿por qué ni siquiera se plantea la posibilidad de liquidación para los bancos como ocurre en el resto de negocios privados?

Tenemos bancos en buenas condiciones, pero otros como Bankia sería más fácil, económico y justo liquidarlos que rescatarlos con ayudas de hasta 25 mil millones de euros (un 2% del PIB) para que sigan funcionando y enriqueciéndose como lo hacían antes.

De este modo acabamos con bancos, que hoy suponen un grave problema para la economía española, pero rescataríamos a los ciudadanos cuyo dinero está en esos bancos.
Más liquidación y menos rescate; ahora bien, siendo un sector clave para la economía del país, no creo que la banca debiese estar en manos privadas cuyo objetivo único y primordial es el beneficio, aunque ello traiga graves consecuencias como los agujeros provocados por la burbuja, el paso de los préstamos a cañón a no soltar un duro a nadie…etc.
Aún así, no debemos olvidar la pésima gestión de las cajas en manos de políticos, y es que con los representantes y el sistema que tenemos hoy, una banca pública, a pesar de poder ser la solución, sería un desastre igual o peor al de la banca privada.
La liquidación de los bancos españoles en condiciones más que lamentables sería un pequeño paso hacia la aparición de una banca pública efectiva, sin que ello supusiese la desaparición de los bancos privados que hagan las cosas correctamente.